Yardbirds

Portada

Redactor: Jon Bilbao

“Cita ineludible”, pensé en cuanto supe la noticia: lo que queda de los Yardbirds en directo en territorio español, y además en casita, en el Kafé Antzokia bilbaíno. También yo estoy algo saturado de viejas glorias, pero es que lo de mi interés por este grupo supera todos los límites. Las voces en el Antzokia no siempre suenan como cupiera esperar y sin embargo en este bolo las escuchamos a la perfección, tanto en calidad de sonido como, claro, en la destreza de la ejecución.

Esta banda inglesa se formó en 1963 y para mediados del 65 ya tenían publicados un directo “Five Live Yardbirds” y uno de estudio “For Your Love”, siendo este último una grandísima influencia para la psicodelia que estaba a punto de estallar, aunque propiciando también que un joven Eric Clapton abandonara el grupo, donde llevaba tocando blues rock durante más de un año. Sustituyó a éste Jeff Beck, y poco más tarde ocupó el lugar de guitarrista el genio Jimmy Page (futuro Led Zeppelin) hasta que se separaron los pájaros del patio en 1968. Desde entonces han tenido, como casi todos, sus idas y venidas con diferentes escuderos, pero seguro que nada tan estable como el grupo que se han montado en los últimos dos años.

El vocalista Andy Mitchell deja en bragas a un montón de cantantes cuando se pone a aullar, Ben King es un artesano de las seis cuerdas y el también joven David Smale toca el bajo y hace estupendas armonías vocales. Para acompañar a la nueva sabia están los dos miembros originales Jim McCarty, batería y voces y Chris Dreja, guitarra y voces, y aún mezclan, como en sus buenos tiempos, en sus shows mitad de temas blues y mitad de temas de pop y rock psicodélico. Abrieron con el sonido del tren y ese fornido riff que es “Train Keept A-Rollin´ “, para continuar con perlas prestadas como “I´m A Man” o “Drinking Muddy Water”, y con los visionarios temas que facturaron a mediados de los sesenta; a saber: “Heart Full Of Soul”, la beatleiana “For Your Love” o esa irónica “Mr You´re A Better Man Than I”, de la que Chris Dreja dijo que adora su letra. Incluso tocaron “Dazed & Confused”, ese tema que compuso en los sesenta Jack Holmes y que popularizó Led Zeppelin en su debut. También cayó “Shape Of Things”, aquella perla del 66 que influyó a muchos; entre ellos un perspicaz David Bowie.

Entregado y sangrante directo el que nos regalaron los Yardbirds, derrochando elegancia y buen hacer en sus tareas musicales, y dejando clarinete que fueron y son uno de los más grandes grupos que ha parido el rock.

En: Crónicas

Acerca del autor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA