Wilco @ Palacio Euskalduna (15-10-2012)

Portada

Era uno de esos días lluviosos de otoño que dan ganas de esconderte entre las sábanas y no salir de la cama. Sin embargo, la ocasión lo merecía ya que Wilco se dejaba caer en Bilbao tras cinco años y eso no pasa todos los días.

Al llegar a la puerta del Palacio Euskalduna retrocedí al grandioso día que tuvo lugar el concierto de Bon Iver. Los fans iban llegando poco a poco y pese al alto precio de la entrada la afluencia de gente era considerable. Al entrar me lleve una grata sorpresa al ver que en esta ocasión me habían colocado en la fila doce justo enfrente del espectáculo. Al rato de tomar asiento salieron a escena los teloneros The Hazey Janes. No tenia ni idea de la existencia de este grupo pero la verdad es que captaron mi atención. Puede que la pedazo de acústica del palacio ayudase o simplemente dieron un buen directo. He de destacar que al parecer era el cumple del bajista y ver a cuatro escoceses cantando cumpleaños feliz ayudados por el público fue algo gracioso.

Como siempre, es después de que terminen los teloneros cuando el recinto se llena. El aforo no se completó y aun así el gentío y sus murmullos llenaron la sala. Con una puntualidad envidiable se sumió el teatro en la oscuridad y comenzó el esperado concierto. Salieron a escena y sin mediar palabra se tocaron One Sunday Morning. Con ese inicio era de esperar que iba a ser una noche interesante. La siguieron unas cuantas canciones más hasta que el cantante Jeff Tweedy susurro un “Hola, How are you?” Las luces y la escenografía dejaban todavía más si cabe perplejos a los presentes. Para mi, que desconocía gran parte de su discografía, las canciones me ponían los pelos de punta una tras otra. El hecho de escucharlas por primera vez en un directo y vivirlas como algo nuevo me emociono bastante.

El concierto llevaba un ritmo dinámico que solo se veía interrumpido por los aplausos y ovaciones del publico. Misunderstood, On and On and On, Jesus, Etc…temazo tras temazo el tiempo pasaba y pese a regalarnos un bis la velada me supo a poco. Por la entrega que tuvo el respetable y el precio de las entradas me esperaba algo más por parte de Wilco. Ver a casi todo el público de pie aplaudiendo efusivamente me emocionó y creo que deberíamos haber recibido algo más por su parte.

En definitiva se vio en el escenario que estábamos ante unos músicos increíbles. El talento superaba con creces la frialdad de estos. Me gusta que el público y el artista se hagan uno interactuando, pero bueno, no siempre puede ser. En cuanto al guitarrista Nels Cline…sin palabras. Su manera de tocar es increíble. Pese a maltratar la guitarra y zarandearla como un loco los solos y los riffs me dejaron simplemente loco. Está claro que tengo una debilidad por las guitarras y en este concierto me lleve una grata sorpresa.

Al final pese al mal tiempo se me quedo buena cara. Qué mejor manera de empezar la semana que viendo a Wilco en directo.

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA