VV.AA. -The Bridge School Concerts 25th Anniversary Edition

Portada

A principios de este año me hice con este triple dvd, que daba una nítida idea de lo que se hace y se consigue en estos conciertos benéficos que el tio Neil Young va llevando a cabo durante los últimos veinticinco años.

Para poner unos pocos antecedentes sobre la mesa, decir que en los ochenta Young tuvo dos hijos con parálisis cerebral, y desde el 86 organiza el festival que recauda fondos para la organización Bridge School, que asiste a niños con discapacidades físicas y necesidades especiales.

En este documento se reúnen algunas de las actuaciones más memorables del último cuarto de siglo, como la de Springsteen desnudando Born in the U.S.A. con su voz y su guitarra, el tándem interpretativo Simon & Garfunkel regalando America o la versión de ese temazo de R.E.M que es Country Feedback, con la colaboración del propio Neil Young a la guitarra acústica. Y es que todos estos conciertos son suaves en cuanto a sonido y no electrifican ningún instrumento. En ese sentido sorprende ver a personajes como Billy Idol o los propios Metallica tocando sus temas en plan unplugged para los chavales del Bridge School.

Uno de los dvd´s ofrece entrevistas y material de backstage, pero desde que lo compré me centré mucho más en esos dos bloques llenos de música, de grandes artistas y de buenas intenciones. Y es que se me ha olvidado mentar a Patti Smith, David Bowie, Pearl Jam (con una versión diferente de Better Man), Dylan, Emmylou Harris, los más actuales Fleet Foxes y Devendra Banhart, el beach boy Brian Wilson, Pretenders, James Taylor, Tom Waits, Elton John (en una aparición especial con el barbudo Leon Russell) y también Gillian Welch, con esa dramática The Way It Will Be, que eriza el bello y te deja perplejo.

Dada la enfermedad de los hijos de Neil y Pegi, seguramente éstos tendrán que cuidarles hasta el último de sus días, pero reconforta saber que tienen una ayuda tan positiva a su alcance y que éstos conciertos (dedicados exclusivamente a los niños) han perdurado en el tiempo tantos años. Además, las interpretaciones aquí recogidas son de sobresaliente, como esa pieza de Ben Harper con sus Inocent Criminals en la que dice que, efectivamente, habrá una luz (There will be a Light). Si te encanta la música hazte con este gran documento audiovisual, pues puedo afirmar convencido que no te decepcionará.

En: Críticas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA