The Sheepdogs @ Kafe Antzokia 19-11-2015

Portada

 

Fotos: Marta Bravo

Texto: Jon BilbaoThe-Sheepdogs-Bilbao01  The-Sheepdogs-Bilbao_06   The-Sheepdogs-Bilbao_02

Sus discos te pueden gustar más o menos, pero una vez que has logrado ver a éste quinteto (antes cuarteto) canadiense sobre un escenario las dudas se disipan: ésta gente ofrece shows que contienen todo lo que una velada de rock n roll debería tener; riffs contundentes, canciones directas y tarareables, también alguna canción de largo desarrollo con punteo doble incluido y un sonido que bebe tanto del blues como del hard-rock y la psicodelia, y con ello hace tiempo que lograron el excitante sonido Sheepdog.

Ésta fue la tercera vez que algunos de nosotros veíamos al grupo en directo (primero en el festival Azkena Rock y después en la propia sala Azkena bilbaína) y ahora tocaba comprobar qué aporta su nuevo álbum, titulado Future Nostalgia y publicado éste pasado octubre, al muro de sonido sureño que ya creaban. Comenzaron con uno de esos nuevos temas, el i´m gonna be myself que con su intro recuerda mucho a los skynyrd. Sonaron unas cuantas de éste nuevo trabajo, como bad lieutenant, el nuevo single downtown o la potentísima back down, rodeadas éstas de canciones de sus dos anteriores discos como la ensoñadora southern dreaming, el par formado por the one you belong to y la melódica please don´t lead me on (que siempre interpretan unidas, como en el álbum) y también su canción más glam, la fiesta con confetti y purpurina de feeling good.

The-Sheepdogs-Bilbao_04

The-Sheepdogs-Bilbao_08

El teclista Shamus Currie (hermano del vocalista y compositor principal Ewan Currie), que no lleva demasiado tiempo acompañando al grupo, se levantó y cogió su trompeta para el medio tiempo de Ewan´s blues. También Learn & burn sonó espléndida, con ese teclado y ritmo que en cierto modo recordaban a los primeros Santana, y seguida de ésta sonó la imprescindible y pegadiza i don´t know, seña de identidad de éstos canadienses de sonido sureño. Para el bis escogieron dos canciones en las que había participado el canadiense que más les ha influido, Mr Neil Young. La primera fue la inesperada y robusta almost cut my hair, original del bigotudo David Crosby y grabada en el sobresaliente Deja Vu de 1970, y para la segunda dejaron el clásico entre los clásicos si hablamos de una buena canción para jammear como es down by the river, del segundo disco de Shakey en solitario.

Durante todo el bolo no hablaron al respetable prácticamente nada, más bien dejaron que sus composiciones nos tocasen y nos moviesen por sí solas. Al principio de ésta crónica comentaba el tema de sus discos y el posible descenso de la calidad al que se han visto sometidos. No es poca la gente que afirma que su pico más alto de creatividad fue el Learn & burn del 2010, y aunque ese sí que es su primer gran disco, el siguiente a mí me pareció muy bueno (aunque jugueteaban con otras sonoridades poco presentes hasta entonces en su música) y éste último Future Nostalgia probablemente pueda medirse sin miedo ante su clásico del 2010. Y lo que comentaba y que sentimos muchísimos de los presentes en aquel primer concierto del Azkena Rock Festival 2013, así como el resto de veces que los hemos podido ver, es que para hacerse realmente fan de ésta banda es imprescindible catarlos en vivo, desprovistos de prejuicios y provistos de cerveza helada. No me quedan dudas al respecto.

The-Sheepdogs-Bilbao_03

The-Sheepdogs-Bilbao_07The-Sheepdogs-Bilbao_05

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA