T.A.M.I. Show

Portada

 

* The Beach Boys

* Chuck Berry

* James Brown and The Famous Flames

* The Barbarians

* Marvin Gaye

* Gerry & The Pacemakers

* Lesley Gore

* Jan and Dean

* Billy J. Kramer & The Dakotas

* Smokey Robinson and The Miracles

* The Supremes

* The Rolling Stones

 

28 y 29 de Octubre de 1964. Santa Monica Civic Auditorium, en California. La idea fue del productor ejecutivo Bill Sargent, y consistía en unir a artistas y bandas estadounidenses y británicas (algunos ya con cierto renombre, otros recién salidos del horno) en una película musical de regusto R & B. El documento audiovisual ya había visto la luz en VHS, pero ésta es la primera vez que se edita en DVD.

Cuando leí los artistas que participan, compré inmediatamente éste concierto, que fue el que hizo que la invasión británica explotase de golpe en todo el mundo, meses antes de que aparecieran The Who o The Yardbirds para el gran público. Aquí el sentimiento soul lo sirven Smokey Robinson & The Miracles, un jovenzuelo Marvin Gaye, las Supremes de Diana Ross (por esos años aún con el nombre del grupo) y un incendiario James Brown, inyectando fibra sudorosa y mucho baile al conjunto del show. Los sonidos más surferos corrían a cargo de Jan & Dean (también presentadores del propio show) y los Beach Boys en su mejor época. También había grupos menos famosos como Gerry & The Pacemakers y Billy J. Kramer & The Dakotas, ambos ingleses y con algo en común con los Beatles: su manager Brian Epstein. También tocaron los garajeros The Barbarians y la adolescente Lesley Gore, que un año antes había despuntado con el hit “It´s My Party”. La lista la remataban Chuck Berry y unos Rolling Stones recién salidos del colegio; casi nada.

El título de la película era referente a la, en general, escasa edad de los integrantes de las bandas: la mayoría tenían entre 17 y 25 años, salvo importantes excepciones como la de Chuck Berry y James Brown, que habían alcanzado la treintena.

No puedo hacer otra cosa más que recomendaros adquirir este artefacto cuanto antes, pues sirve de perfecta iniciación para descubrir la música popular de habla inglesa que en los sesenta enganchó a millones de jóvenes. ¿Más razones? El “Johnny B Goode” inicial de Berry, la sentida “You´ve Really Got To Hold On Me” de los Miracles, o el teatro que echa James Brown en el llanto que es “Please, Please, Please”, para regozijo del espectador.

Jon Bilbao

En: Críticas

Acerca del autor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA