Sabor vintage – Kitty, Daisy & Lewis @ Zentral 25/11/2015

Portada

Texto: Cosme Gumuzio

Fotos: Helena Goñi 5web

El pasado 25 en Pamplona se pudo ver a uno de los grupos más interesantes del panorama alternativo internacional. En la Zentral de la capital Navarra, los hermanos Durham, más conocidos como Kitty, Daisy & Lewis, extasiaron a los presentes en la presentación de su nuevo trabajo, The Third. Su combinación de géneros, del R&B al blues, pasando por el rock más clásico y hasta unos tintes de ska maravillaron a un público que llenó la sala pamplonica.

Los londinenses, que a pesar de su corta edad no son ningunos novatos, demostraron presencia y tablas mientras deleitaban a los asistentes con un buen repaso a su último (y altamente recomendable) tercer trabajo de estudio, que comenzó con el bombazo Bitchin in the Kitchen, uno de los temas más potentes de ese The Third en la modesta opinión de un servidor. A esta siguió un concierto presentación sin demasiadas sorpresas (hubo poco de sus anteriores trabajos –apenas un par de canciones) pero que no por ello fue menos efectivo. Y es que al fin y al cabo, el LP que se han sacado de la manga los hermanos este año no deja de ser uno de los discos más interesantes de 2015.

12web16web

Temas como Whenever you see me, o el single Baby bye bye (un oldie de 2015), triunfaron entre los presentes junto a temas como la divertida maravilla ska Turkish Delight o semi baladas como la maravillosa No action. Canciones que tocaban mientras los hermanos se turnaban instrumentos, dejando claro que son versátiles y que todos hacen de todo en un setlist que ya digo, no tuvo demasiadas sorpresas ni buscaba hacer un repaso a su carrera si no presentar ese tercer trabajo. No lo digo como una pega ni nada, era lo esperado, y como ya he dicho, me encanta ese tercer álbum. Y por la respuesta del público diría que en general Kitty, Daisy & Lewis “encantan”.

Fue en los bises sin embargo cuando el trío decidió desatarse del todo, con esa bomba sexual que es Kitty bajándose del escenario para deleite de los asistentes y con un Lewis a la guitarra dejando claro que es un músico al que no tomar a broma. Y es que en general esta familia son todos poca broma, sudan talento y una profesionalidad a la que no llegan muchos ni dedicando el doble de años que lleva esta gente. Con un sonido antiguo muy pulido que invita a bailar y nos recuerda a épocas pasadas los Durham (que tocaban junto a sus padres además) dieron un concierto de esos que te hacen amar los directos.

¿Y no es genial cuando pasa eso?

8web 11web

19web

21bweb

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA