Reigning Sound

Portada

Reigning Sound

 

 

Greg Cartwright volverá muy pronto a Bilbao con la que fuera su primera banda realmente conocida: The Oblivians. Lo hará acompañando al mítico grupo de garaje punk The Gories y descargará parte de lo mejorcito de la música americana surgida durante los 90. Aún con ese dato en mente no pude resistirme a verlo con esta gran formación y con un repertorio que,ya se intuía, sería tremendo.

 

Les telonearon los donostiarras Thee Brandy Hips a quienes llegué a ver por los pelos (2 canciones nada más), y que demostraron mucho ritmo y un gran sentido de la melodía, al menos así apuntaba lo que pude ver. Pocos minutos después aparecieron en escena los 4 de Memphis y empezaron a soltar trallazos de punk garajero intercalados con algunas melodías más complejas en su estructura. En disco los he disfrutado mucho (aunque no tengo toda la discografía ni mucho menos), pero en directo demostraron una fuerza que les hacía ir todo el rato compactos, como un tren a toda velocidad, a veces a punto de descarrilar, pero siempre sobre la vía.

 

Porque el bueno de Greg sabe mezclar influencias con total éxito. Ya que si bien es cierto que él venía del garaje punk, también ha realizado para Mary Weiss hace poco (la del grupo sixties femenino The Shangri-las), y con Reigning Sound como banda de apoyo un disco que se mueve en esa onda, el pop de toda la vida. Y toda esa confluencia de estilos se ve en Reigning Sound y más aún si es en directo; “I´m holding out” contiene esos coros exquisitos y ese ritmo surf de batería que incita a mover las caderas aún siendo un medio tiempo. También hubo tiempo para descargas de rock calentito como en el caso de “Reptile Style” (coreada por un escaso aunque entregado público), “Straight Shooter” o la perfecta “Stormy Weather”.

 

Sonaron también temas nuevos de su (aún no editado) nuevo álbum titulado “Love & Curses” los cuales no bajaron el listón ni una pizca con respecto a clásicos de la banda como los contenidos en “Time Bomb High School” de 2002. Y es que en directo, y a pesar de algunas deficiencias en el sonido (la voz y la guitarra deberían haber ido a más volúmen), los 4 de Memphis suenan auténticos y además más salvajes que en disco; algo así como Husker Du tocando canciones de los Beatles (debo señalar ahora que viene al hilo, el parecido físico de Greg con Bob Mould, cantante de Husker Du, al menos en los años mozos de éste último).

 

“Wait & See” también sonó en la recta final del show y no pude resistirme a grabarla en video, además de hacerme sonreir y contemplarla como una de las mejores baladas de todos los tiempos. Cuando se fueron al backstage, el público como simpáticos bilbaínos siempre dispuestos a animar el cotarro, silvaron y gritaron hasta hacerlos aparecer poco después, yo también por cierto, aunque quizá sin el ímpetu de un hombrecillo a mi lado, que no paraba de gritar “Rock and roll!!!” hasta dejarse la garganta en ello; costumbres supongo. Volvieron con una versión del mítico “Walking the Dog” (Original de Rufus Thomas y versionada tanto por los Rolling como por Aerosmith), que aceleró el rítmo del bis y que no decreció hasta finalizarlo del todo. También sonó “You Got Me Hummin´” y algunos otros temas de su celebrado y mas garajero álbum: “Too much guitar” del 2004. Esto hizo que nos fuéramos con un buen sabor de boca y con un ligero pitido en los oídos, algo para nada molesto, dado el contexto en el que habíamos estado revoloteando.

 

Texto y foto Jon Bilbao

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA