Redd Kross @ Kafe Antzokia 16/01/2014

Portada

DSC04481

Un bolo de los de California siempre te pone las pilas. Da lo mismo donde te encuentres, poco importa tu estado de ánimo inicial, en pocos minutos te lo suben todo sin hacer concesiones y de pronto te encuentras tarareando y saltando a golpe de power pop y rock n roll. La del jueves fue la cuarta vez que servidor los veía sobre las tablas (las anteriores fueron: Azkena rock 2006, Santana 27 en Bilbao y Turborock 2010) y lo que sí puedo comentar es que son banda de festival. Tanto por su dinámica como por su corto show. Ya puestos, si pagas por verles a ellos solos (y sin teloneros) esperas un concierto generoso en minutaje, y no fue el caso. Escasos 80 minutos que merecieron la pena y que cuento a continuación.

DSC04520Dieron comienzo a la sucesión de hits con la no tan conocida pero muy apropiada Switchblade sister, que no estaba incluida en ninguno de sus álbumes, y que se había editado en single en 1993. Stay away from downtown (perteneciente a su nuevo álbum) tuvo el honor de ser la segunda del concierto, y a los que nos van los contrastes nos alegró escuchar el cambio al tercer tema, Linda, ya que en un momento pasaron del 2012 a 1981 y a la vez del pop rock al punk como unos veteranos. Y es que lo son.

Mostraron su faceta actual con algunas otras de su más reciente trabajo: Uglier sonó como un auténtico clásico moderno y la que da título al disco, Researching the blues, estuvo llena de energía que gravitaba entre riffs de rock y algo de melodía pop, vamos, la marca de la casa de los hermanitos McDonald. El hermano menor (Steve, que con once añitos ya formaba parte del grupo) estuvo pletórico tanto en sus movimientos como en sus certeras notas y aullidos, y puedo afirmar sin ninguna duda que él era el que llevaba casi todo el flow del show. El tema de 1987, Frosted Flake, sonó acelerado y gamberro en la voz de Steve y animó a más de un fan del punk pop. El nuevo guitarra solista, Jason Shapiro (que de momento sustituye a Robert Hecker) sonó certero y clavó cada nota en su sitio.

El público reaccionó inmejorablemente a los temas del nuevo disco (es que ha tenido que ser dura la espera de 15 años para escuchar el nuevo álbum), y saltó y se agitó con los clásicos de siempre; lady in the front row, follow the leader, Mess Around, Pretty please me, la perfecta Annie´s gone o el final con todos los presentes coreando crazy world tuvieron la ovación que merecían, y aunque el cuarteto salió de escena, en seguida volvieron, primero con Steve a la batería amagando que tocaban Neurotica, y después con un diminuto blues improvisado. El hermano mayor (Jeff) comenzó Jimmy´s Fantasy con cierto despiste pero en seguida se recuperó y nos dieron a todos un gran estribillo que corear y un robusto riff de rock con el que vibrar. Se iban a marchar ya, pero homenajearon a Kiss (de los que son grandes fans desde su niñez) con el clasicazo Deuce, que ya grabaron en el disco de versiones que publicaron en aquel lejano 1984.

Cómo terminar ésta crónica? hay conclusión?

Bueno, Redd Kross a día de hoy aún son vitamina para el alma y la diversión, y eso ya es mucho para una banda que lleva una (irregular pero notable) carrera que ya dura más de 30 años y que tantos buenos momentos ha dado a los fans que tienen esparcidos por éste ancho y, sí, loco mundo. (Texto: Jon Bilbao. Fotos: Marta Bravo)

DSC04568

 

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA