Parquet Courts (Kafe Antzokia, 07-06-2016)

Portada

Parquet-Courts-01  Parquet-Courts-03

Seguramente sea verdad eso que se dice por ahí de que ésta es una de las bandas actuales más interesantes de la escena neoyorquina, es más, yo añadiría que tal vez lo sean de todo el rock alternativo actual. Combinan en su mezcla tres fuerzas que unidas resultan avasalladoras: garaje rock, punk y psicodelia, y con esa improbable “fórmula ganadora” ponen a bailar al personal y dejan perplejos a los más cerebrales. También muchas de sus canciones tienen un inconfundible poso post-punk, sonando robóticos en i was just here o un poco a los Modern Lovers de Jonathan Richman en la canción que da título a su último disco, Human Performance.

Ambas sonaron en el concierto de la Kutxa Beltza del Kafe Antzokia, sobre todo porque los hermanos Savage (batería y guitarra-voz) junto con el bajista Sean Yealton y el delgaducho  portavoz Austin Brown (guitarra y voz) traían disco bajo el brazo (editado hace justo dos meses) y sería éste nuevo trabajo el que ocuparía la mayor parte del setlist. Así, aunque dieran mecha con dos canciones de su primer gran disco para que el público se sintiera en su sitio, master of my craft y borrowed time,  en seguida presentaron  ideas tan interesantes como dust, paraphrased, pathos prairie o one man, no city con ese excelso tramo psicodélico a mitad de la canción y un punteo muy del primer disco de la velvet.

Parquet-Courts-0Parquet-Courts-02

Ninguno de éstos cuatro neoyorquinos tiene ni idea de castellano pero aún así se aprendieron dos o tres frases en nuestro idioma e incluso insinuaron (en inglés) a alguien de las primeras filas que miraba su teléfono, que encima el juego de móvil al que jugaba sería una mierda. Le pusieron en su sitio. Un par de personas les gritaron el título de una de sus canciones para que la tocasen (casi seguro que fue instant dissasembly, muy deseada también por el que suscribe) pero dijeron no entender nada de lo que les pedían y prosiguieron.

La veloz sunbathing animal fue la encargada de cerrar el set por todo lo alto, inventando un género que bien podría llamarse hardcore n roll. A pesar de que se esperó y se armó jaleo para que reaparecieran para el bis de rigor, no hubo suerte, y la sala se vació paulatinamente pensando que aquel había sido un gran concierto pero también con la sensación de que sin demasiado esfuerzo podría haberse estirado algo más el minutaje. A ver si vuelven y nos deleitan de nuevo con su oscura magia.

Parquet-Courts-05 Parquet-Courts-06

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA