Mudhoney “Vanishing Point”

Portada

Suena el cuarto corte del disco, Chardonnay,  y uno cae en la cuenta de que en el minuto y medio que éste dura se encierran muchos de los elementos que Mudhoney siempre han poseído y que nos ha hecho amarlos: la urgencia en la interpretación, la agresividad y diversión, el riff facilón pero punzante y un desestructurado solo garagero en la onda de los Kinks mutados con Black Flag. Este tema podría perfectamente competir con el clásico de la banda Hate The Police.

Son diez temas los que dan forma a éste último álbum (mejor aún que su interesante predecesor The Lucky Ones), que sigue teniendo elementos Stooges a tutiplén (imposible que no sea así con el timbre de voz de Mark Arm y con los latigazos de wah wah y fuzz que escupe el gran Steve Turner a través de su ampli) pero que da un pasito más en su evolución hacia sonoridades donde conviven el garage, el punk rock, la psicodelia y una gran montaña de mugre. In This Rubber Tomb, por ejemplo, nada en un mar de guitarras enfurecidas, mientras que I Don´t Remember You (con claro guiño a Hendrix) o el single I Like It Small suenan al puro “hit” Mudhoney, si es que alguna vez los tuvieron.

Ha sido grabado en el sello Sub Pop como han hecho casi siempre (decisivo para la expansión del `grunge´ desde la ciudad de Seattle) y sin titubear digo que ninguno de los temas sobra. No tiene prácticamente deceleraciones, a excepción del medio tiempo Sing This Song Of Joy, y nos traen a la mente una rara avis que está sucediendo con este grupo: este año celebramos los 25 años de carrera a sus espaldas y aún suenan auténticos, afilados y grotescamente irreverentes. Que mantienen su esencia, vaya. Bravo.

En: Críticas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA