Marah @ Bilborock (30/09/11)

Portada

Marah-Press-Photo-2010
He asociado el nombre “Marah” a la palabra fiesta desde que les descubriera con el sobervio LP de principios de década, “Kids In Philly”, donde ya contaban con excelentes (algunas pegadizas) y sentidas canciones, que cautivaron incluso a Bruce Springsteen. Tras verles en un cortísimo y temprano pase en el ARF 2006 confirmé que lo que se logra llendo a uno de sus bolos es, efectivamente, jolgorio y también una escucha de buena música. Mi escepticismo estaba presente el viernes, al dudar si se centrarían únicamente en su último álbum, no fue así, y nos brindaron un variado setlist que no pecó de predecible.

“Faraway You”, “Sooner Or Later” o la balada “City Of Dreams”, que la dedicó a Bilbao, informaron a quien no lo supiera que estos hermanitos saben tocar música de raíces con aires de rock alternativo. Tanto a Serge como a David Bielanko se les ve disfrutar sobre las tablas como seguramente lo hacían cuando empezaban a comienzos de los noventa en algún garaje de Philadelphia. Miradas de complicidad todo el rato y risitas contenidas cuando cantaban en el mismo micro daban buena fe de que esa es su labor en la vida, la música por la diversión, y la diversión por la música.

Sonaron temas que yo desconocía, alguna de ellas con cierto aire de funky punkarra, que pasaron la prueba de su validez, al probarlas en directo. También se salió el hermano mayor, Serge, que con sus notas de armónica inundó el Bilborock, como cuando entonó esa agridulce y portentosa canción Dylanesca: “The Dishwasher´s Dreams”, en la que bajó varias veces al público, y con la que se despidieron de momento para fumar un cigarro. Y aunque en sus bolos el peso vocal lo lleve mayoritariamente Dave (el hermano menor), resulta que Serge soltó también su romántica “The Apartment”, para la que Dave tocó el bajo, y el bajista nos regaló sus sonidos de trompeta.

Sabíamos que les chiflaba España, pero desconocíamos su amor por el País Vasco; de ello nos percatamos cuando vimos una bandera en el interior de uno de sus vinilos. Esperamos, pues, que vuelvan más pronto que tarde por estos lares. Ah! Y que se traigan de nuevo a esos nuevos músicos que tienen para su banda, sobre todo a la teclista Christine Smith, que nos dejó claro que entre los Bielanko y ella hay una sinergia de mucho cuidado.

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA