Maceo Parker @ Sala BBK 25/03/2014

Portada

Fue una noche llena de Funk, un gran show de 2h 15 minutos, lleno de encanto y humor a cargo de Maceo Parker. Se nota la influencia y experiencia que tuvo al lado del gran maestro del Funk, James Brown, durante 25 años.

Pudimos escuchar frases que caracterizan su concierto, como: ”weeeeeeeeee loveeeeeeeeee youuuuuuuuuuuuu…..” o “what about the band, what about the band…” en una comunicación con este público veterano que asiste a conciertos y entendido de música, arrancó la sonrisa y participación, cantando a capella las indicaciones de Maceo, que en algunos de sus movimientos vacilones nos recordaba a Chiquito de la Calzada.

maceo02

Echamos de menos la presencia, carisma y magia de su hijo Corey Parker, que aporta ese toque diferente en el show, al fusionar el Rap con el Funk, con su alegría y poderosa voz improvisadora.

Maceo Parker ha conseguido tener un sonido tan característico e inigualable que al ser oído en la radio sabemos quién es, al igual que sucede con guitarristas como Santana, Mark Knopler y otros músicos que tienen su propia identidad.

El concierto se caracterizó por ir haciendo desfile de sus músicos, donde cada uno tuvo su tema para solear o cantar, como fue el caso de sus coristas, la simpática Marta High o Darliene Parker, quien cantó Stand by Me y nos sorprendió con su amplio registro vocal, pasando de unos tonos agudos rasgados a unos poderosos graves, más propios de una voz masculina. Ambas cantantes nos ofrecieron su sonrisa contagiosa durante todo el evento.

Rodney Curtis nos mostró su talento y groove en el bajo haciendo algún solo con esta técnica tan característica del Funk que es el slap, donde se percuten las cuerdas con el pulgar. Debido a su constitución de gran tamaño y peso, añadido con su bajo, hizo que tocara un par de temas sentado en un taburete por detrás del amplificador.

maceo04

Bruno Speight, guitarrista calmado, y a veces como una estatua sobre el escenario, nos mostró su buen tocar y gusto de una forma tan virtuosa que desde fuera parece muy fácil. El tema Maybe Knows, antes de

su fin, fue unos de sus puntos mas calientes, donde su rítmica parecía al mas estilo Flamenco.

Denis Rollins, trombonista de la banda, estuvo entrando y saliendo constante

mente del escenario para intervenir junto a Maceo o tener sus grandes momentos de esos solos llenos de sentimiento.

Will Boulware, teclista-hammond, estuvo eléctrico todo el concierto, siempre en comunicación visual con su banda. Nos ofreció un precioso solo con sonidos que nos recordaban a Superstition de Stevie Wonder. Y por último, el batería Marcus Parker,  sobrino Maceo e hijo de Melvin Parker, batería de James Brown: estuvo estelar durante toda la actuación.

A grandes rasgos el concierto estuvo genial, pero si es la primera vez que le veíais os recomiendo verlo fuera de una sala, donde luce mas el espectáculo y podréis tener la ocasión de ver a su hijo Corey junto a más músicos en un espectáculo más vivo todavía.

El día estaba frío, lluvioso y con mucho viento, pero con su cálido y agradable show nos hizo olvidarlo, hasta la salida de la sala, que fue cuando volvimos a la realidad, y nos fuimos con algún ritmo groove en la mente que nos hizo volver a casa felices.

(Fotos y texto: Santi Rodríguez)

maceo03

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA