M-Clan, una noche para festejar el comienzo del año

Portada

Fotos: Maialen Bedia

MClan_Bilbao_01

A día de hoy M-Clan da la sensación de ser un grupo que está muy unido y por mi parte no puedo evitar creerlo. Suenancompactos y se siente la conexión que entre ellos hay sobre el escenario, sobre todo por parte del vocalista Carlos Tarque que se vale de miradas, toques en el hombro y otras muchas acciones comunicativas para tener a su grupo en activo y bajo control. Y es que veinte años son muchos años de vida para cualquier banda y ellos han sabido alcanzar dicha cifra con elegancia y buen hacer. Durante las dos horas de concierto hicieron un repaso a lo greatest hits a casi toda su carrera, obviando curiosamente su último álbum, el no tan reciente Arenas Movedizas (2012), del que sólo interpretaron “noche de aullidos”.

Aunque es reconfortante que pongan las cartas sobre la mesa y no sólo interpreten las favoritas del público sino también las favoritas de sus propios creadores; y es que basta un repaso a la discografía de los murcianos para comprobar que su anteúltimo trabajo, Para no ver el final (2010), es de los mejores sino el mejor álbum que jamás hayan publicado. Ellos lo saben y por eso se meriendan medio disco, comenzando con el trío ganador compuesto por “calle sin luz”, la soulera “para no ver el final” y la coreada “basta de blues”. No paran la máquina de hits con cosas como “llamando a la tierra” (su ya clásica adaptación de la de Steve Miller Band),  el rock n roll “perdido en la ciudad” de su debut de hace veinte años o “las calles están ardiendo”.

MClan_Bilbao_02

Con visibles ganas de pasarlo de madre mientras entretienen y divierten, Tarque y compañía dieron también a los fans mucho de lo que éstos querían, que sólo se cumplen veinte años una vez. Así, junto a sorpresas como “roto por dentro”  o “las palabras que me dijiste” se encontraban las más demandadas como “Maggie despierta” (original de Rod Stewart) o el comienzo del bis con la aclamada “Carolina”, canción que hacía tiempo que no les veíamos interpretar en directo y con la que Tarque jugueteó, quizás en exceso, dejando cantar muchísimas partes al público. “Pasos de equilibrista” (con una parte del “Baba O ´Riley” dentro) cerró ese primer bis, para reaparecer después el sexteto con el himno noventero “¿dónde está la revolución?” seguida del baladón “Miedo” y de la clausuradora e idónea “quédate a dormir” con la que pusieron el broche.

En resumen: una noche para festejar el comienzo del año, la propia vida y la música de un gran grupo de rock nacional.

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA