Los Chikos del Maíz @ RockStar 16/03/12

Portada

El viernes 16 podría ser un día para el descanso en Bilbao, puesto que la noche anterior toda la ciudad celebró el partidazo que disputó el Athletic ante el Manchester Utd. Pero la resaca futbolera no afectó lo más mínimo al número de asistentes que se reunieron para ver a Los Chikos del Maíz.  

Justo antes del comienzo (20:30), el típico sirimiri empezó a mojar las calles del Botxo, sin duda se avecinaba tormenta. Y no era para menos, LCDM estaban en Bilbao para dar lo mejor de sí, para dar caña. Lo que está gente ofreció en la sala Rockstar fue algo más que hora y media de concierto, fue protesta y reivindicación.
Para el que no lo sepa, LCDM son un grupo de Hip Hop valenciano formado por los MC’s Nega y Tony y el DJ Bokah. Sus letras son claramente izquierdistas y revolucionarias, a la vez que críticas e irreverentes con el sistema actual. Se han visto envueltos en diversas polémicas por estas críticas tan directas, la más reseñable con el PP andaluz por un concierto en Sevilla.

Fear of a Mazorka Planet fue la canción elegida para comenzar con el bolo. El público no tardó en calentarse tanto como Nega y Toni, cantando cada canción con un entusiasmo y rabia similares a los suyos. La sala estaba prácticamente llena para la segunda canción. Los gritos, los puños cerrados en el aire, las camisetas empapadas de sudor, las banderas… El público era un reflejo vivo del entusiasmo que derrochaba el grupo. Tocaron muchos temas del su último álbum “Pasión de Talibanes” (C.O.P.S., Fear of a Mazorka Planet, Confesiones, Gente V.I.P., Maniquís & Plástico, HiddenTrack y alguna más) y otras más antiguas de maquetas anteriores (Mi novia es de derechas, Estilo Faluya…)


Los dos MC’s valencianos vestían camisetas en apoyo de Arnaldo Otegi, en las cuales se podía leer el número que se asignó a Otegi al ser encarcelado (8719600510). En cada pausa entre canción y canción la multitud gritaba en apoyo hacia presos políticos o en contra de la represión policial. Nega y Toni afirmaron “flipar cada vez que venían aquí” más de una vez.

Nega, con sus maneras provocadoras y vacilonas, y Toni, con su seriedad e humildad características, se ganaron los aplausos de todos al acabar el concierto. Está claro que LCDM van más allá de hacer un Hip Hop que suene bien (que ya suena), el mensaje en sí es lo que cobra más importancia y en lo que el público se fija más. El único “pero” lo puso la sala Rockstar al finalizar, dado que los responsables de esta no dejaron al grupo excederse de su “tiempo establecido”. Fue una pena porque Los Chikos del Maíz aún estaban para dar caña, y seguro que la seguirán dando mientras haya algo por lo que luchar.

Texto y fotos: Peio Madrid

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA