Laura Marling “Short Movie” (2015)

Portada

laura-marling-short-movie

Cuánto disfruté del sensacional trabajo que ésta inglesa publicó en 2013 y que aún a día de hoy me atrevo a calificarlo como “el mejor disco de aquel año”como mínimo. Parecía, pues, más que complicado alcanzar cotas similares con su siguiente referencia. Ésta última se ha publicado oficialmente a principios de ésta semana, el día 23 de marzo en el Reino Unido y al día siguiente en Estados Unidos y supone un paso más en su particular y variada evolución, porque la joven Marling acaba de cumplir un cuarto de siglo y la palabra “evolución” engloba en éste caso distintos puntos de su historia: sigue buscando la respuesta a aspectos vitales importantes como el lugar que ella misma ocupa en la sociedad, el amor y la responsabilidad que consigo conlleva, la soledad o lo que aportan a sus vivencias los distintos personajes que ha ido conociendo en la carretera.

Sin tener en cuenta el corte de pelo que ha mostrado en los últimos tiempos, han sido otros muchos los factores que han alterado lo vital y lo musical de su persona; la fama (y los premios) que éstos últimos años ha ido ganando, que sabemos que pueden llegar a incomodarla, o el hecho de haber cambiado de residencia (de Inglaterra a Los Ángeles y vuelta a Inglaterra) dos veces en dos años. El poso que la ciudad de Los Ángeles ha dejado en la cantautora se percibe en la desoladoramente cálida walk alone o a través de la rítmica don´t let me bring you down, que se permite introducir sonidos ruidosos de guitarra eléctrica en la parte central.

Se trata aún así de un álbum centrado en la guitarra acústica de su protagonista, tal y como había hecho hasta ahora. Se abre de lo más misterioso con la fantasmal warrior seguida del single false hope, que pega con una fuerza difícilmente imaginable. Sigue impresionando, y mucho, la soltura y destreza con que ésta chica hace sonar las seis cuerdas y cómo ese sonido empasta a la perfección con su sugerente voz. Marling no es la nueva Joni Mitchell, aunque la comparación no anda desencaminada del todo. I feel your love (y la tensión que lleva), la maravillosamente recitada strange o la nostálgica easy (que habla de cuando “éramos jóvenes”, asumiendo que siente que acaba de hacerse adulta) son importantes composiciones de la inglesa. La canción Howl es un hipnótico folk-blues sustentado por su guitarra eléctrica y en ella habla de “aullar a la luna para encontrarte”.

Aquí hay mucho sobre lo que ahondar y, en realidad, todas las canciones son mencionables de una forma u otra. Se nota que la protagonista está un poco perdida en éste enrevesado mundo y que su música va tomando forma en base a las preguntas básicas que pueda extraer de sus vivencias, pues no siempre se logran respuestas. Pero es interesante ver cómo su implicación en el proceso de creación ha aumentado: en éste, su quinto disco largo, Laura Marling ha ejercido de co productora por primera vez (junto con Matt Ingram y Dan Cox) y el resultado son trece canciones que llegan sin esfuerzo al sobresaliente. De nuevo una obra maestra para enmarcar.

En: Críticas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA