La importancia de…Blue Öyster Cult

Portada

La importancia de…Blue Öyster Cult

El año 1972 fue en el que Blue Oyster Cult debutaron discográficamente como banda, es decir, un interesante y adelantado sonido se grabó en un vinilo de tapa dura para placer de muchos aficcionados al rock. Aún así la banda se formó en el psicodélico año de 1967 en la ciudad de Nueva York. Sus miembros principales (por la duración que tuvieron en la banda) eran Buck Dharma a la guitarra y voz ocasional, Allen Lanier (futuro amante de Patti Smith) a la guitarra y teclado y Eric Bloom a la guitarra y voz principal, junto con el batería Albert Bouchard; para 1971 se unió a la banda el hermano pequeño de Albert, Joe Bouchard, que se ocupaba del bajo.

 

Con una clara predilección por el rock “duro” de los 60 (Hendrix, Black Sabbath, Deep Purple) y un cierto desvío hacia la psicodelia que adoraban, se bautizaron definitivamente como Blue Oyster Cult (culto a la ostra azul) en 1971, con una de las más potentes formaciones que había dado hasta entonces el rock. Siempre se habla de bandas como Aerosmith o Kiss, porque su música es buena y porque molaba tanto a los rokeros puristas como a los curiosos del espectáculo visual, y se deja fuera a un grupo tan esencial como éste.

Al principio les produjo Sandy Pearlman, además de componer alguna que otra joya musical con algún miembro de la banda. Su música era ese nuevo hard rock que empezaba a surgir a principios de los 70, y si bien su primer disco no es excelente ya contiene muestras de lo que a posteriori vendría: rock calentito, con toques de psicodelia. Desde el inicio del disco con ese potente “Transmaniacon MC” hasta el corte final sabes que estás ante un disco diferente, uno que en ese 1972 aún no encajaba en ninguna etiqueta o categorización. La ametralladora en forma de canción que supone “Cities on flame with rock n roll” está cantada por el infravalorado Albert Bouchard (batería), además de compuesta a medias entre éste y el guitarrísta Buck Dharma.

Publicaron en sus 5 primeros años (1972-1977) 5 discos que no dejaban nada que desear, además de un directo grabado en 1975; probablemente la culpa de que eso sucediese la tenía su segundo álbum: Tyranny & Mutation. Este disco dió continuidad al grupo, además de credibilidad entre críticos y público. Con canciones de claro impacto que ahora se consideran un adelanto de lo que después evolucionaría en heavy metal, como esa inicial “The red and the black” que deanvula entre los clásicos riffs de rock y una urgencia en el rítmo bastante considerable. La canción “Baby ice dog” está compuesta por la aún desconocida Patti Smith y dos miembros de la banda. Eso es algo mencionable, las composiciones: todos los miembros de la banda conponían, y además en algunos discos tenían invitados que también componían; con dos cojones (o con diez, pues eran 5 tipos). Otro temazo recomendado del disco: “7 screaming diz-busters”, por su sonido altamente perjudicable y su temática de película de terror, pero a la vez que cristalizaban verdades de la sociedad moderna, sorprendente combinación.

Secret Treaties, de 1974, mostraba que la evolución por esos inescrutables y locos caminos del hard rock iba viento en popa. El disco comienza con un clasicazo instantáneo, compuesto a medias entre el batería Albert Bouchard y la, ahora menos desconocida, poetisa punk Patti Smith; un potente riff casi heavy que añadiéndole los órganos psicodélicos de Lanier crea la atmósfera perfecta para esa descarga. El resto de temas no desmerecen, creando un clímax final perfecto con esa épica balada llamada “Astronomy”, un tema que muchos años después versionaron tan sabiamente Metallica.

Jon Bilbao

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA