John Hiatt & Combo, el rey de la interpretación soul

Portada

John-Hiatt-Bilbao-05

Fotos: Marta Bravo

Es magnífica la sensación de acudir a un concierto y autodestruir el concepto que (demasiadas veces) se tiene del músico telonero. En éste caso no estábamos deseando que el veterano Anje Duhalde terminase su bolo, más bien al contrario, los escasos veinte minutos que llevaba sobre las tablas supieron a gloria pero apetecía escuchar algo más, por eso reapareció con permiso de John Hiatt que le había dicho que “estaba en su casa”. Y razón no le faltaba. El músico vasco francés estuvo muy bien arropado por un solvente guitarrista y un percusionista-corista, y entre los tres y sus guapas afinaciones mostraron guitarras cambiantes y un folk-rock vasco digno de escucharse en las mejores salas. Reconozco mi casi total desconocimiento sobre su música, pero casi que eso fue positivo. Alucinó escuchar a media sala corear muchos de sus temas al completo y fue espectacular que nos regalase la adaptación en euskera de la canción de John Hiatt de 1990 titulada originalmente back of my mind y traducida como gogoaren baitan.

 

Poco después ya teníamos frente a nosotros al americano por el que nos habíamos desplazado hasta allí, John Hiatt, y por el que mucha gente (sala semi llena) había pagado la friolera de 35 o 40 € de entrada. Y los valió. Hiatt se vino con un trío básico (percusionista, bajista y guitarrista que alternaba con la mandolina y el banjo) que arropó sus melodías de distintas formas y que en cada momento sonaron como tenían que sonar: rockeros y electrizantes en perfectly good guitar y real fine love y con polvo viajero y carreteresco en drive south o crossing muddy waters. El blues hizo su inevitable aparición con la nueva y penetrante face of god (2014) y también en el blues rock juguetón titulado thing called love.

John-Hiatt-Bilbao-01

John-Hiatt-Bilbao-02

Nos dieron más de lo esperado: dos horas de concierto repasando cada época de su carrera discográfica (al menos las épocas más representativas) y con un John Hiatt haciendo un montón de muecas cómicas y al que pudimos intuir feliz de tener el trabajo que tiene. Cry love y Tenesse plates animaron mucho la fiesta mientras que el baladón feels like rain nos inyectó algo de su sabiduría musical y vital y empujó algunas lágrimas en los ojos de algunos de los que allí se encontraban. Inevitable. El combo y el propio Hiatt se despidieron con la rítmica memphis in the meantime pero no pudieron evitar salir poco después a rematar la faena con la esperada balada have a little faith in me.

John-Hiatt-Bilbao-04

Al igual que en su anterior visita a Bilbao (en 2012), para la adaptación de ésta canción se decidieron por guitarras sumadas a la clásica base rítmica y omitiendo el piano. La primera vez no me importó tanto pero en ésta ocasión me dio bastante pena no poder escuchar ese fraseo de piano sobre la voz, y aún más que hicieran una versión casi hablada del tema, sin derrochar ni la mitad de sentimiento que antaño al entonarla. Aunque sí que nos llegó el grito emitido al final de la canción con la voz de falsete que tan bien le sale, y seguidamente se lanzaron sobre el r &b riding with the king que desarrollaron con espíritu de jam y alma crazy horse.

Y sí, sabíamos que estábamos con el rey, el rey de la composición y de la interpretación “soul” sin pisar en ningún momento el género como tal. Su carrera discográfica es irregular aunque digna de estudio; en directo siempre obvia cualquier canción de su catálogo anterior a 1983 (de ese año es riding with the king, la canción más antigua que interpretaron) y tiene su lógica. Repasando cada disco uno cae en la cuenta de que Hiatt empezó a encontrar su sonido a mediados de los años 80. Sus primeros discos no son malos pero sencillamente no llevan su perceptible y sensacional sello. Por eso siempre tira bastante de  los dos álbumes con los que logró renacer (bring the family y slow turning) y que posibilitaron que durante los 90 y los últimos 15 años haya seguido escribiendo e interpretando lo que suena a John Hiatt, y además con notaza. Sé que no será la última vez que vea a éste hombre en directo, es por eso que estoy tranquilo.

John-Hiatt-Bilbao-03

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA