Ivan Julian & Capsula

Portada

Ivan Julian & Capsula

 

La llama desnuda se ha titulado a este disco, tanto por su estilo directo y punzante como, seguramente, por los sentimientos a flor de piel que el ex componente de los Voidoids de Richard Hell tuvo al componer estas bombas sonoras. La misma canción que da título al disco es una gran explosión que mezcla a parte iguales blues y rock magmático. Y es que este tipo que inició su carrera en el punk pasado de rosca también había mamado de otras ubres bien distintas. Para empezar, él mismo reconoce que quedó impresionadísimo cuando vió en directo a Jimi Hendrix recién iniciada su adolescencia, y es que el espíritu del de Seattle se percibía ya en los temas que, junto a Cápsula, ofreció en el Kafe Antzokia bilbaíno hace un par de meses. De todas formas, y con una escucha más pausada y reflexiva, sí que resaltan maneras vocales y musicales muy similares a las del adelantado Hendrix. El tema The Look da buena fe de ello, por no mencionar el bonus track final del disco, Godiva, que parece sacado del Electric Laydyland.

 

Aunque el tipo también las tiene de una negrura que proviene de la Velvet Underground (The Waves, Constricted) o de los primeros Stooges (The Beat). Sticky también es algo tenebrosa aunque no tan evidente en sus influencias; se vislumbra un pequeño homenaje al Sunny Afternoon de los Kinks con eso de In The Summertime cantado en el mismo tono, pero es sin duda una canción que atrapa tanto a neófitos como a curtidos. Todo el disco en sí no tiene desperdicio, no hay un sólo tema malo, y sólo hay alguno que otro poco radiable como el tormentoso encuentro entre un teclado y una chirriante guitarra en la bella Broken Butterflies.

 

Aquí los polifacéticos Cápsula han sabido a quien unirse, o el avispado de Julian ha hecho el mes al encontrar mercenarios que respalden sus composiciones. Amor a primera vista por lo que parece. Para terminar decir que el coito se ha realizado este año en el sello Bloody Hotsak, quienes seguro que tampoco se han cortado en relamerse una vez finalizada la función.

 

Leí el otro día en una revista supuestamente especializada que el nuevo disco de Green Day podría ser un clásico contemporáneo. Sí, podría haberlo sido, pero no ha sido así. ¿Se puede saber qué coño tiene la peña en la cabeza? Estoy por buscar al tipo en cuestión y enviarle una copia de la The Naked Flame a ver qué opina. Pero tendría que ser por MRW, así mis dudas no tardarían en disiparse.

 

Texto: Jon Bilbao

En: Críticas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA