Howlin Rain “Masion Song” (2015)

Portada

El buen hacer y la maña de Ethan Miller es algo que lleva unos quince años sorprendiendo al personal musiquero. Primero fue al frente de los estruendosos Comets on fire, una suerte de mejunje sónico totalmente demoledor, y desde hace nueve capitanea a los más clasicotes Howlin Rain. Sí, más clásicos que Comets on fire, lo cual no es difícil. La banda se formó en San Francisco y desde el principio demostró ser capaz de emplear el rock clásico (blues-rock a veces y psicodélico otras, en ocasiones incluso durante la misma canción) y hacerlo suyo sonando originales y añejos a la vez, tarea a priori no tan sencilla. Tampoco hacían ascos a otros sonidos de raíces como el country, folk e incluso alguna que otra incursión en lo latino; en su pócima entraba todo lo bueno. En su momento fueron como los Grateful Dead, Blind Faith o Cactus del siglo XXI. O al menos pudieron haberlo sido.

Y con éste, su cuarto álbum de estudio, Miller y los suyos han puesto sobre la mesa ocho temas que disminuyen mucho el ritmo y la energía comparándolo con los anteriores trabajos. Ya casi no se encuentran las guitarras dolientes de antaño (olvídate del pedal fuzz que empleaban) ni hacen viajar al oyente sin moverse del sitio. Da la sensación de que algo se han domesticado, de eso no hay duda, y de que se ha optado por perfilar un agradable ejercicio de estilo en lugar de abandonarse a las extensas pero fructíferas jams que se marcaban en los primeros discos.

Aún con todo, la calidad de las canciones no ha descendido en demasía pero sí que tienen menos pegada, no son tan originales ni tan transportadoras. También se percibe que éste (del que Miller dice que es el primero de una futura trilogía) no es el disco que esperaban los fans, pero personalmente eso me resbala bastante, pues es el autor de los temas el que debe decidir el camino a seguir sea consciente o inconscientemente. Uno no puede continuar haciendo hard rock psicodélico rico en decibelios si su fuero interno no se lo pide; menos aún cuando todo el mundo te lo está pidiendo. No sería justo para con uno mismo.

El trabajo contiene ocho temas, como los álbumes de antaño y como los dos primeros de la banda, y se abre esperanzador con la bola rockera big red moon, que resulta ser una especie de espejismo. Meet me in the wheat se va animando poco a poco hasta salir volando como una especie de gospel-rock bien estructurado. También suben puntos the new age y wild bush, la primera un country con violín y con la esperada voz chillona de Miller haciendo acto de presencia en la sala y la segunda la canción que más ” flow” tiene de todo el minutaje. Luego tenemos cosas acústicas como coliseum, con coros femeninos al más puro estilo Leonard Cohen, así como la dramática lucy fairchild y su riff de piano o la pausadísima y susurrada restless. Por mucho que en algunos de los casos bajen la potencia (más de lo habitual, eso sí), esos temas siguen siendo de una calidad incuestionable.

Para rematar, el álbum cierra con ceiling fan, un recitado que puede recordar a Lou Reed y que hace que pensemos que el título puede ser autobiográfico para su autor: se intuye que se ha pasado los últimos meses mirando al techo, pensando demasiado, reposando, y así que ha parido un trabajo con sonoridades a las que no nos tenía en absoluto acostumbrados pero que algunos hemos podido llegar a disfrutar. Puede que sea su peor disco hasta la fecha pero llevándose una puntuación de 6,5 sobre 10 (como es nuestro caso) sabemos casi con certeza que ésta ha sido una fase de transición en su excelente carrera. Ya veremos. Y si da la casualidad de que me equivoco y sus futuros pasos suponen una bajada aún más intensa de la velocidad y la pegada no lo criticaré por no haber publicado el disco que yo esperaba, más bien me introduciré en él y en base a lo que suscite en mí lo apoyaré o no. Sin prejuicios, que hacen mucho daño.

En: Críticas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA