Glen Hansard + Lisa Hannigan @ Kafe Antzokia (14-02-2013)

Portada

Hace tan solo unos meses no conocía la existencia de este artista y su música llego a mí por casualidad. Sin saber muy bien lo que iba a ver llegué a el Kafe Antzokia y todo pintaba más que bien al leer el cartel de ‘entradas agotadas’.

Fue llegar y besar el santo. Se hace raro que se cumplan los horarios pero en este caso todo iba según lo previsto. A las 21:00 salió a escena Lisa Hannigan. Todo el mundo enmudeció y en cuanto comenzó a cantar la masa se quedó hipnotizada. Como si fuera una sirena mantuvo al público boquiabierto con su voz dulce y delicada. En algunos momentos ese tono tan peculiar me recordaba a la cantante Rusian Red. Un descubrimiento inesperado que tanto al fotógrafo como a mí nos dejo un sabor de boca bastante dulce.

Nada más terminar Lisa Hannigan la sala se llenó por completo. Con todas las voces aclamando la aparición de Glen y tan solo unos minutos después de lo estimado se apagaron las luces y comenzó lo bueno. El buen rollo era palpable y tanto público como los artistas compartían emociones. Se sucedían los temas como Love Don´t Leave Me Waiting o Philander, cada uno de estos precedido de una introducción cómica por parte del Sr. Hansard. Me gustó la idea de dividir el concierto como en dos partes. En un principio toda la banda y una segunda parte en la que él era el único protagonista sobre el escenario acompañado de sus guitarras dando caña como un loco.

Tras despedirse era de esperar que el respetable tenía ganas de más y el bis no se hizo esperar. Glen se marco el Say It To Me Now en acústico sin micrófono acompañado de su guitarra. Fue uno de los momentos más emotivos de la noche sólo superado por el dúo con Lisa Hannigan interpretando Falling Slowly. Los gritos de los fans al empezar el tema ensordecieron a los propios músicos. Para terminar el show absolutamente todos los artistas se colocaron frente al público y comenzaron a cantar un cover de Passing Through haciendo que todos los asistentes participaran. Y cuando parecía que todo se terminaba se colaron entre el público dando toda la vuelta a la sala.

Me sorprendió gratamente la calidad de los músicos así como los guitarreros que se marcaba Glen. Fiel a sus guitarras demostró que el folk también puede ser cañero. Por otra parte su voz suave y a la vez rota…simplemente increíble. La acústica hizo que todo fuera más envolvente y sólo pondría como pega que el micrófono en ocasiones distorsionaba la voz haciendo que sonara algo raro.

Puedo decir que he estado en muy pocos conciertos en los que el feedback y proximidad entre artista y público fuera tan grande. Si tendría que definir con una palabra todo el show sería ‘envolvente’. Siendo un poco quejica me hubiera gustado disfrutar del espectáculo sentado ya que creo que se podría disfrutar más. Para este humilde servidor si se tuviera que quedar con dos momentos de la noche serían, sin duda, cuando tocó Leave y la versión más cañera que nunca había escuchado de su tema When Your Mind’s Made Up. Un directo recomendable 100%.

Texto: Iker Romero

Fotos: Julen Garcia

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA