Glen Hansard (Kafe Antzokia, 21-02-2016)

Portada

06

 Foto: Marta Bravo (2012)

 

Algunos llevábamos varios años pidiendo que trajeran al irlandés de gira por tierras cercanas, y de pronto, y en éstos últimos cuatro años, se ha podido disfrutar de su directo hasta en tres ocasiones ya sólo en Bilbao. La tercera (aunque para mí era la segunda) fue el pasado domingo 21 de febrero, con enorme banda y con un Glen Hansard centrado y a gusto entre sus melodías y algunas anécdotas y chistes que propiciaron la necesaria conexión con el público.

Para abrir boca contábamos con Mark Geary, otro dublinés de la quinta de Hansard, cuya música folk se permite a veces arrebatos rockeros y distorsiones varias, pero que sólo utilizó loop de guitarra hacia el final de su corto pase. El resto lo resolvió él sólo, como debe ser, con la ayuda de su guitarra, su voz y sus composiciones. Nos habló de una novia española que tuvo, que vivía en Ronda, y de cómo a veces le hacen por aquí la coña de llamarle “guiri”, por el parecido con su apellido y, claro, por su condición de extranjero. El músico conectó con el público, y eso no siempre es fácil, sobre todo teniendo únicamente media hora larga para vaciarse en el escenario.

El inicio del concierto de Glen Hansard fue prácticamente épico, interpretando grace beneath the pines sin micro y con la sección de cuerda rasgando suavemente para no perder el íntimo groove de gospel. Emoción a flor de piel. Y ya sonando por todos los altavoces se arrancó la banda (¡diez músicos además del propio Hansard!) con la esperanzadora winning streak, una de mis canciones preferidas de entre las publicadas el pasado año.

06

Foto: Julen García (2013)

 

Las subidas y bajas de intensidad sónica son esenciales en sus canciones y así lo demostraron when your mind´s made up (original de Hansard que ya había grabado con The Frames así como para la recomendada película “once” en la que también aparece Hansard como actor) o bird of sorrow, que tan pronto sube decibelios como vuelve a bajarlos de golpe. También parecía más que apropiado escuchar algunos temas interpretados en solitario, pues ahí está la esencia de su música, y por ello falling slowly (y por ser la canción más celebrada por su público general) desató alboroto y coros por parte del respetable. Come away to the water (que había compuesto para la película los juegos del hambre) la interpretó a dúo, junto al saxofonista de la banda y la enlazó hacia el final con un fragmento de la bellísima y ensoñadora northern sky, del cantautor Nick Drake. Durante esa sección del show también tuvimos la suerte de toparnos con un astral weeks (de su padre musical Van Morrison) interpretado entre Glen y su contrabajista, con emocionantes subidas y bajas decibélicas que volvieron a excitar a un público que ya estaba a sus pies.

Explicó el sentido de su canción McCormack´s wall, que la escribió para Lisa Hannigan tras la gira europea que compartió con ella, y que trata acerca de que en general “se disfruta más siendo honesto”, y él no lo fue en aquel momento y reconoció que se arrepiente. Llegó a estar muy cerca de ella y, tras los silbidos por parte del público aclaró que “no tan cerca”. El final de wedding ring la cantó el trombonista de la banda, que parecía recién sacado del Frenchmen Street de Nueva Orleans, que no se sabía demasiado bien la letra pero que cantó esas pocas frases con gusto.  Sonó también una de las nuevas canciones, contenida en el e.p. a season on the line que aparecía dos días antes del concierto, ésta fue el blues rock way back in the way back when, uno de los momentos más rockeros de la cita.

Durante el bis reapareció desenchufado para una de las melodías de folk más rabiosas que jamás se hayan escuchado, say it to me now, que ya escuchamos en la película que le dio el salto a la fama y que sigue transmitiendo una urgencia difícil de superar. También invitaron al telonero Mark Geary a tocar con ellos una canción que había compuesto tras la muerte de su madre, momento en el cual (según comentó Geary) Hansard y su equipo lo acogieron en su gira y comenzaron una fuerte amistad. La fiesta se animó con gold, original del grupo Interference y que  ya grabaran para la B.S.O. de la mencionada once, con los allí presentes disfrutando a tope de la cultura musical irlandesa. Hey mercy , incluida en su último trabajo, fue la adecuada despedida. Primero nos contó que una vez soñó que entrevistaba al enorme Leonard Cohen, y que después y tras leer su libro, se le ocurrió la canción en homenaje al bardo canadiense. Ésta también juega con las intensidades de sonido y explota en un folk-soul que ya lleva la firma Glen Hansard inscrita en relieve. Aquella fue una noche repleta de melodías de muy distintos colores, y sin tiempo de aburrirnos, Hansard y su super banda destilaron nervio y sentimiento como sólo unos pocos logran. A ver qué banda se arma para la siguiente…

 

Fotos: Marta Bravo y Julen García recogidas de las siguientes crónicas del año 2012 y 2013 respectivamente:

Glen Hansard @ Sala BBK 10/07/2012

 

Glen Hansard + Lisa Hannigan @ Kafe Antzokia (14-02-2013)

 

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA