Evan Dando + Chris Brokaw + Muy Fellini

Portada

Fecha: sábado, 21 de noviembre del 2009

Sala: Kafe Antzokia (Bilbao)

Redactor: Jon Bilbao

Foto cabecera: Derek Fernandez(evandando.co.uk)

Si hay algo por lo que se caracteriza la crítica musical es, sobre todo, por la disparidad de opiniones y de criterios; a su vez tampoco son endebles las maneras con las que esos individuos llamados críticos refuerzan su opinión, dotándola de un sentido a priori para uno mismo y de, quizás, un sentido a posteriori (y en algunos casos una obviedad) para los que leen esas críticas. Esto viene a cuento de algunas líneas que ojeé sobre uno de los recientes conciertos del señor Evan Dando .

Aunque lo primero es lo primero. El sábado no llegué a ver a Muy Fellini desde el principio; diría que llegué entre la mitad y el final. Me perdí algunos temas redondos de su único disco editado por B-Core como “Mentalidades Europeas” o “La decepción” y a cambio pude ver algunos medios tiempos bien trabajados, terminando con un tema en el que sólo tocaban guitarra y batería. El público parecía poco familiarizado con Muy Fellini, ya que la mayoría, supongo, querían escuchar hits de los Lemonheads. Acabaron los navarros y escasos minutos después apareció en escena Chris brokaw (antiguo componente de Come , entre otros), que ejerció de segundo telonero de Evan.
Durante casi una hora soltó sus extravagantes temas para extraño deleite de la mayoría de la sala, y acabamos apreciando (yo al menos) la forma de entrelazar distintas líneas de guitarra y combinarlas con su voz para crear algo puramente indie, como una Billy Bragg empapado de grunge hasta los huesos. Hubo algún momento en el que abusó de la distorsión y tejió melodías de noise que no dejaron indiferente ni al camarero de turno.

Se marchó Chris y en escasísimos minutos el ex Lemonheads (o ¿es que la banda sigue en activo?) saltó a la palestra con muchísimas canciones en su setlist. Empezó muy bien con algunos temas de introducción, para pasar directamente a ofrecer lo que la gente realmente quería: docenas de hits de los Lemonheads. Fue tocando uno tras otro, parando casi siempre en el notable It´s a shame about Ray, intercalando temas de ese disco como Allison´s Starting To Happeno Bit Part con otros de igual calibre como Big Gay Heart. Ahora viene la disyuntiva: ¿empezó después de esa sucesión de hits la inevitable caída? Puede ser.

Lo que comentaba al principio a propósito de algo que leí sobre Dando tenía que ver con la falta de vida en las canciones, y lo plano de su discurso, según esa persona que de forma sincera hablaba sobre lo que acababa de presenciar. Bien. A mi modo de ver la primera mitad del show estuvo correcto e incluso notable, pero cuando se le fueron acabando los temas (tuvo que reservárse Into Your Arms para después) su propuesta perdió algo de credibilidad. En cristiano, aburrió un pelín.

Esperábamos verle con Chris Brokaw durante el concierto y en vez de eso nos conmovió a ratos, eso sí, con la misma guitarra y solapando la gran mayoría de las canciones. Al final se recuperó bastante al contar con el esperado Chris para el tema de 1992, Ruderless. Aún y todo no hubiera venido mal algún cambio a lo largo del concierto por parte de Evan, o que se hubiese descolgado con Waiting around to die de Townes Van Zandt, ya que es un tema que suele tocar y que está incluído en el último disco de, dicen, los cabezas de limón.

En: Crónicas

Acerca del autor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA