Elliot Brood @ Sala Azkena 15/02/2013

Portada

Fue el bilbaíno Mikel Uraken el que abrió la noche musicalmente hablando, y aunque nos perdimos el pase casi en su totalidad, esa `Heart Of Gold´ que pudimos escuchar casi entera nos dejó una buena sensación. Además, lo que habíamos podido  saborear de él en la red suena muy bien, y muy americano.

Antes de su hora prevista (22:30) ya estaban en escena los tres (voy a llamarles multiinstrumentistas) de Toronto, armado el vocalista Mark Sasso con un banjo y el majete de Casey Laforet sentado con su acústica a la que retorcía el sonido en caso de ser necesario; el percusionista Stephen Pitkin tuvo al lado su teclado, para introducir ciertas capas en determinados momentos del show. Su country alternativo es altamente adictivo, y así lo demostró el primer tema, `Garden River´, contenido en su segundo y magistral disco.

Del primer álbum de los canadienses sonó la necesaria `Second Sun´, y del último (publicado hace algo más de un año) sonaron varias perlas, algunas de ellas más orientadas al rock de riffs y a veces campestre del maestro y paisano Neil Young, entre ellas `Lindsay´. Rescataron una pieza de las Seeger Sessions de Springsteen titulada `Old Dan Tucker´, que venía muy a cuento en su discurso. Para ese momento los admiradores de la banda estaban a gusto, pero recordaban que aún no habían sonado algunas de sus melodías más reconocibles; fue entonces cuando `Valley Town´ y `Write It All Down For You´ hicieron estallar de júbilo al personal, exactamente de la misma forma que me sucedió con ellos en el Azkena Rock Festival de hace algunos años, cuando me declaré fan antes siquiera de terminar la primera canción que tocaron en aquel festival.

Casey Laforet daba la sensación de encontrarse muy a gusto (se quitó los zapatos) y aún así con ganas de levantarse de aquella silla a la que le tenían atado sus pedales de efectos guitarreros. Comentaron que aquí tenemos la mejor comida y el mejor vino y a los tres se les veía alegres de estar de gira, comunicando muchas cosas y estados de ánimo a través de sus canciones; importantísimo para crear un buen ambiente.

`Fingers & Tongues´ daba la señal de que esto iba acabando, y la final `Miss You Now´ fue coreada por gran parte del público y supuso la ginda melódica que le faltaba al pastel de la noche. Probablemente una ciudad como Bilbao podría haber congregado en la sala Azkena al doble de gente de la que en realidad hubo, para ver a una de las nuevas promesas del country alternativo como es Elliott Brood, pero es probable que el destino se la devuelva a la banda en un futuro no tan lejano. Nosotros dejamos la ciudad a toda pastilla, con las ventanillas bajadas y escuchando en cd a estos genios de la música de raíz y nos dirigimos al campo. A dónde sino.

Texto: Jon Bilbao

Fotos: Marta Bravo

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA