El Festival En Vivo 2013 da el do de pecho

Portada

La cuarta edición del festival En Vivo 2013,que es la primera que se celebra en Bilbao,comenzaba media hora después de abrir puertas, con la actuación en el escenario 1 de Potato (vitorianos formados en 1984) que dieron a sus seguidores tres cuartos de hora de su mezcla de reggae, dub y ska.

Llegaba la hora de estrenar el segundo escenario, a cargo del punk potente de Kaotiko. La banda de Salvatierra presentaba su octavo disco “E.H. Calling” y descargaron sus canciones directas y rabiosas, recordando también tiempos pasados con versiones de Kaos Etiliko como “Ansiedad” y “Su Falso Mundo” que la gente siguió con entusiasmo. Una camiseta de España se dislumbra bajo el sol de Kobetamendi, el cantante de Lendakaris Muertos hace su aparición (dentro de su gira “Crucificados Por El Antisistema Tour“). Los navarros escupieron sus letras, irónicas y ácidas, con las que nadie se quedó indiferente tales como “Gora España” o “Gafas de Pasta”.
Con los último rayos de sol nos disponemos a ver a Los Zigarros,que tocaron también en el Azkena Rock Festival 2013. El sonido me recuerda mucho a bandas como Los Rodriguez, influenciados también por el rock de Chuck Berry o Little Richard.

Una pantalla en blanco se ilumina con la intro “cinematográfica” de Within Temptation. La silueta de Sharon den Abel se deja ver en los últimos instantes de la misma para avisar que empieza uno de los grupos internacionales y más esperados. Con muy buena energía empiezan su descarga de metal melódico, con poses rockeras y riff potentes de las guitarras de Ruud Jolie y Robert Westerholt combinado con la buena voz de su fémina cantante. No falto en el repertorio el tema “Stand My Ground” de su tercer disco “The Silent Force” que les dio popularidad en todo europa.

Con el buen sabor de boca que nos dejaron los holandeses, pasamos a algo tremendamente opuesto, el ska de Banda Bassotti (conocidos en estas tierras por compartir conciertos con Negu Gorriak). En ningún momento estuvieron quietos los romanos en el escenario, que transmitieron sus ganas de fiesta al respetable.


A dos minutos de medianoche (como una canción de Iron Maiden), un fogonazo de luz y de sonido atronó la campa Kobetamendi, salian a escena el trío Berri Txarrak. Su sonido directo y pesado ensordeció gustosamente a sus seguidores durante más de una hora, en la que repasaron su extenso repertorio desde sus inicios en los 90 con temas como “Oreka” uno de mis preferidos. Quince minutos aproximadamente después de que terminarán los de Lekunberri fui a ver a los Shikari Sound System, álter ego de Enter Shikari, con incertidumbre de ver y escuchar este proyecto. Resultó ser música electrónica con mucho humo y luces, bien aceptada por el público más joven del festival siempre con ganas de fiesta.

Ya volviendo a la música de instrumentos, faltaba por llegar el toque melancólico y lo hizo con el rock céltico de la mano de Celtas Cortos, liderados por su guitarrista y voz Jesús Cifuentes “Cifu”. Deleitaron al público (mermado a esas horas) de sus temas como “Tranquilo Majete”,“20 de Abril” o “Cuéntame Un Cuento”.
Terminaron la jornada del viernes dos bandas tributo que no pude ver por tener compromisos el sábado y tener que marcharme aunque me hubiera gustado ver a Guerrilla (Rage Against The Machine) y The Buzz Lovers (Nirvana), estos últimos sustituyendo a Powerages (AC/DC) que se cayeron del cartel por problemas de faringitis del cantante.

La segunda jornada dio lugar a las seis y media con más público que el día anterior atraídos por el punk-rock de Segismundo Toxicómano, que sonaron bien, con un sonido moderno con influenciencias por grupos como La Polla Records.


Hacia tiempo que no veia a Boikot en concierto y tenía ganas de rememorar alguna canción de los primeros discos, así como mis inicios en la música, allá por la trilogía “La Ruta Del Ché”. Los madrileños dieron caña con su rock reivindicativo y acelerado. Ya de vuelta al escenario 1 era la hora de los “Andaluces Levantaos” de Reincidentes. Ofrecieron al público asistente todo un viaje por su repertorio, tocando temas como “Ay Dolores”, “Grana Y Oro” o su popular “Vicio”.


Rulo y la Contrabanda congregó a mucha juventud en primera la fila, seguidores antes también de La Fuga, que escucharon la característica voz de su lider Rulo (voz y guitarra). A falta de un par de canciones hubo movimiento de asistentes para coger sitio para los siguientes en la lista, los metaleros Soziedad Alkoholika. El escenario está a oscuras y de fondo el muy conocido logo del grupo iluminado. Está hecho, empieza la sobredosis de doble bombo, de la mano de Alfred Berengena sustituyendo temporalmente a Roberto Castresana por una lesión, con temas como “Ratas” o “S.H.A.K.T.A.L.E” sin olvidar otros tales como “No Kiero Partizipar” o “Motxalo”.

En el escenario 2 nos congregamos para ver a El Drogas, nuevo proyecto del ex-bajista de Barricada, que lleva de escuderos a gente como Brigi Duke a la batería (ex-guitarrista de Koma), Txus Maraví a la guitarra y Eugenio Aristu “Flako” al bajo. Ataviado con traje, bastón y chistera se presentaron con un sonido contundente de batería y bajo y buenos riffs de guitarra con una inconfundible voz medio-rota de Enrique Villareal “El Drogas”.

Después de cenar y coger fuerzas es el turno para los cabeza de cartel, los californianos The Offspring. La calavera mítica se ve en el escenario y Kobetamendi jalea al grupo liderado por su cantante y guitarra ocasional Dexter Holland. Dieron un recital de más de una hora y cuarto, removiendo el pasado con temas antiguos de su disco “Smash” como “Come Out And Play (Keep ‘em Seperated)”,” Bad Habit” o “Gotta Get Away” pero también sus “hits” más modernos como “The Kids Aren’t Alright”, “Americana”, “Why Don’t You Get a Job?” entre otros. El cabeza de cartel del Festival En Vivo 2013 estuvo a la altura y con los bises “(Can’t Get My) Head Around You” y “Self Esteem” terminaron un concierto que llenó.


En las campas de Kobetamendi apareció Don Quijote (no, no me he vuelto loco) en forma de muñeco hinchable en el bolo de Mägo De Oz. A sus pies, la batería de “Txus” con su inseparable bufanda del Atheltic presidiéndola. En lo músical, los madrileños dieron su mezcla de rock-melódico con toques folk con violín y flautas.

Son ya las dos y media de la madrugada y llevamos ocho horas de música, la gente quiere más y se queda a ver a The Toy Dolls. El trío de Sunderland sale a escena con su típico vestuario sobrecargado: gafas de sol cuadradas y pelo pincho. La marea de cabezas que se dislumbraba con las luces del escenario nos dice que la gente quiere más, y estos irreverentes bufones hacen un punk ácido y guitarrero que gusta y mucho al respetable con canciones como “Tocata En Dm” (versión de la pieza clásica “Toccata y Fuga en D menor” de Johann Sebastian Bach) o “Nelie The Elephant”(canción infantil de los años 50 y una de las más conocidas) que hizo saltar a toda una marabunta de personas estuvieran donde estuvieran. Muy buen concierto en el que pudimos ver su coreografía de saltos y muecas.


Para el finde de fiesta quedaban los barakaldeses Porco Bravo, muy buen punk-rock de la vieja escuela y Karkoma (Tributo a Extremoduro).


Hasta aquí hemos llegado, el festival En Vivo 2013, edición Bilbao, se despide con buena nota y una magnífica asistencia: más de 45.000 personas entre los 22.000 asistentes del viernes y 24.132 del sábado. Esperamos que el año que viene repita edición en Bilbao y pueda ser posible las ediciones en Madrid y Barcelona que no se pudieron realizar este verano.

Texto y fotos: Luis Miguel Barrio      


En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA