El Bilbao BBK Live y las pastillas contra el malestar vital

Portada
BBK-live-Público-Recinto-MuFoto: MusicSnapper

La novena edición del Bilbao BBK Live 2014 se recordará como la primera vez en la historia del festival en que se agotaron las entradas para los tres días. Como medida para garantizar un mayor acceso al público la organización anunció tres días antes del festival que ponía a la venta más bonos (600) habiendo reducido las invitaciones comprometidas. ¿Suena a estrategia de marketing para vender más? Sea lo que sea se espera que por día acudan unas 40.000 personas, un total de 120.000 mil personas los tres días.

A muchos ha sorprendido que el cartel de este año sin nombres tan conocidos como en ediciones pasadas (piensa en Radiohead, The Cure, Coldplay, Metallica…) agotara las entradas. Hasta la fecha la edición de mayor asistencia de público fue la edición del 2012 con bandas como Radiohead, The Cure o Garbage.

Novedades con respecto a ediciones pasadas. Una conocida cadena de supermercados ha instalado en la zona de acampada uno de sus servicios. Quizá esto implique que una parte de la población visitante del festival ya no tenga excusa para bajar a conocer el resto de Bilbao. Los festivales pueden ser un empuje para la economía local o una pseudociudad opaca dentro de otra ciudad.

Tres escenarios (escenario Bilbao, el principal, escenario Henineken y escenario-carpa de Sony) y el Red Bull Tour Bus que es móvil son los medios donde más de 70 artistas se muestran.

Otra novedad es la iniciativa de gamificación o transmedia “Leyendas nivel Bilbao”. Con ella se pretende que los fans experimenten que se siente al ser una estrella famosa del rock. Tú y amigos tuyos de redes sociales habéis podido ver vuestras imágenes en posters colgados por todo Bilbao. Muy interesante.

Público-Recinto_RhythmAndPhFoto: RhythmAndPhotos

Sí, sí, has leído bien el Bilbao BBK Live Festival colgó el cartel de “No hay entradas”. Parece ser que los festivales de música sobreviven ante una crisis económica que azota a medio mundo, sobre todo a Europa. Los efectos de la crisis económica en la cultura no han provocado grandes cambios ni transformaciones, mucho menos la desaparición de los grandes festivales en el sector de la industria musical y del entretenimiento.

Algo sorprendente a la luz de los datos marcoeconómicos de la euro-zona. De acuerdo con datos generales del Observatorio de Gobernanza Cultural del Consejo de Europa el Producto Interior Bruto en la euro-zona fue negativo de un valor de -1.06 en el año 2009. El empleo cayo un 2.1% de media entre finales del 2008 y 2010 en la euro-zona, y en países como España se alcanzó una tasa de paro del 20,33%.

A día de hoy si sigues mirando los datos macroeconómicos las cosas no han mejorado mucho. Pero como muestra el cartel de Sold Out! del Bilbao BBK Live Festival 2014 los festivales de música ni sienten, ni padecen la tormenta económica.

Los hábitos culturales y gastos en cultura de los ciudadanos parece que no han disminuido.

¿Cuál es la explicación? Una muy simple e intuitiva. La cultura o la vida cultural como el conjunto de prácticas y actividades espirituales, materiales y emocionales que dotan de sentido a la vida es una de las grandes aspiraciones y necesidades de las personas. La gente no quiere oír hablar de malos rollos, de tristezas, ni de problemas, solo quiere vivir lo más felizmente posible.

Las personas queremos energía positiva, buenas vibraciones. Sabemos que muchas veces nos sentimos solos, derrotados y pesimistas, tenemos problemas en el trabajo (quien lo tenga), dificultades con el alquiler o la hipoteca… pero en cuanto podemos queremos pasarlo bien, y además, muy bien.

La experiencia de la crisis se vive mejor con música, bailando y cantando.

Los festivales de música son el fármaco con efectos mágicos que nos ayudan a afrontar nuestras vicisitudes diarias.  

Sigue leyendo sobre la primera jornada del Bilbao BBK Live 2014 aquí.>>Bilbao BBK Live – crónica del jueves

 

(Foto portada:  RhythmAndPhotos. Texto: Anibal Monasterio)

Recinto_RhythmAndPhotosFoto: RhythmAndPhotos

Acerca del autor

Aníbal Monasterio Astobiza es licenciado en Filosofía por la Universidad de Deusto (2003), Máster en Psicología Social por la Universidad del País Vasco (2010) y Doctor en Ciencias Cognitivas y Humanidades por la Universidad del País Vasco. Le gustan los huevos fritos y las patatas fritas.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA