Degustación de buen rock en la “Mesa Para Dos” de Lichis y Rubén Pozo

Portada

Rubén Pozo y Miguel Ángel Hernando Trillo, más conocido como Lichis, llegaron ayer a Bilbao, concrétamente al local Cotton Club para presentar su espectáculo “Mesa Para Dos”, un recopilatorio de sus mejores temas de sus respectivas carreras en solitario.

El concierto comenzó a las 20:30 y durante hora y media nos hicieron disfrutar de la atmósfera que pueden llegar a crear estos dos músicos de larga trayectoria y gran química en el escenario en un espacio tan pequeño e íntimo como es el Cotton Club.

Habrá que vivir, single de Rubén Pozo lanzado en 2017 y homónimo a su último trabajo, fue el tema elegido para abrir el espectáculo, una clara declaración de intenciones por parte de ambos de hacer vivir al público su pasión por la música, y así lo hicieron. Y es que, no hay nada más valiente, que tras haber arrasado en lo más alto del panorama musical hace años (Lichis con La Cabra Mecánica y Rubén Pozo con Pereza), investigar otros senderos y apostar por formatos y escenarios más pequeños teniendo como única meta el disfrutar de su profesión. Eso es al final lo que define “Mesa Para Dos“: dos personas consagradas que se sientan juntos a compartir música y a pasar un buen rato.

Durante esta hora y media de canciones los artistas hicieron gala de toda su artillería, utilizando diferentes guitarras tanto acústicas como eléctricas según el tema que se dispusieran a mostrar, incluso Rubén Pozo, se atrevió con la mandolina para interpretar su tema “El Chatarrero“. Finalizaron con el tema “Mesa Para Dos”, creado especialmente para este espectáculo y que resume las intenciones de las que hablamos. “Podría ser que estemos acabados, seguro que tú lo harías mejor. Si el mañana es un banquete al que no estamos invitados, hoy tenemos mesa para dos”, cantan a dúo en su estribillo, pero bien demostraron que tenían fuelle para largo.

Mención especial tiene la habilidad de Lichis como artista multinstrumental defendiendo a la perfección sus canciones guitarra en mano y y distintas percusiones en cada pie. Por su parte, Pozo mostró su esencia del rock de Madrid que le ha definido a lo largo de su carrera musical.

Hubo también tiempo para la denuncia política y la crítica al artificio en redes sociales y que mejor para ello, que Lichis continuando su discurso con el tema Cazador De Mariposas“, que se incluía dentro de su “Torneos De Verano”, lanzado en diciembre de 2017.

Cierre mágico con Abracadbra

El momento más mágico de la noche se dio al pronunciar la letra de “Abracadabra“, tema que aprovecharon ambos artistas para cantarla en acústico y dar por finalizado el concierto, tras haber hecho las despedidas de rigor. Los rockeros decidieron interpretar esta canción sentados al borde del escenario para sentir a su público lo más cerca posible, y con esta balada cerraron la noche creando emociones a flor de piel.

Ya anunciaron ambos artistas su pretensión de recopilar esta gira en un disco homónimo conjunto, de forma que esta especial gira, que recorrerá más sitios de la geografía española, perdure para siempre.

Cartel de Mesa para Dos/Fuente: Web oficial de Rubén Pozo

 

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA