Crónica Bilbao BBK Live 2013-2ª Jornada

Portada

La tormenta no formaba parte del espectáculo y tal como vino se fue. Pero estuvo lloviendo durante una hora, algo así como Lluvia: Nivel Bilbao.993303_10151814803682932_511038700_n

Antes de la tormenta de verano la segunda jornada del Bilbao BBK Live comenzó con el grupo Spector. Su nombre honra al mítico productor Phil Spector, pero no han corrido la misma suerte comercial que él. Estuvieron “hypeados” a principios del 2012 con la publicación de su álbum debut “Enjoy It While It Lasts” (2012), pero su impronta entre el público no dejó huella y poco a poco dejaron de tener hueco entre las listas de los más vendidos. Tienen una cuidada estética masculina de los años 60 y tienen una frase que ha colocado al frontman McPherson como un buen letrista según aseveran los especialistas: “saboreé cientos de amigos míos en tus labios”. Quería verles en directo porque los descubrí por casualidad al tiempo que sacaban a la luz su primer trabajo presentándolo con su primer single “Never fade away” y me parecieron deslumbrantes, y aún me lo siguen pareciendo después de haberles visto… Fueron los primeros en encender los micrófonos y lo hicieron con Grey shirt and tie aunque antes habían tocado y cantado unas notas de When a man loves a woman. De seguido Twenty nothing y Friday night. Acabaron con Never fade away.

Monsieur (nombre, Benjamin) Biolay, actor y compositor (tiene formación clásica de conservatorio), es el enfant terrible de la nueva chanson française. Domina a la perfección una gran cantidad de géneros y estilos lo que le hace que le comparen con Christophe. Melancolismo lírico hasta el extremo se reencarna en Baudelaire delante de un micrófono. 15 álbumes de estudio firmados, el último “Vengeance” (2012), pero aún así no tiene un gran reconocimiento de público. Sin embargo, la critica le adora y no para de recibir elogios. Empezó a interpretar Sous le lac gelé de un total de diez canciones en su repertorio entre las que estaban La superbe, Aime mon amour… Invitó a subir a otro artista que no reconocí y en términos generales se puede decir que toda su actuación fue sobradamente elegante.

Después de Spector y Biolay llegó el turno de The Vaccines. Uno no sabe que esperar de este cuarteto londinense. En un primer momento parecían intentar ocupar el vacío que dejaron las guitarras sesenteras en la escena musical del Reino Unido tras los años de gloriosa hegemonía del brit-pop, pero se han quedado en eso, en un intento. Dos álbumes y uno en directo les avalan. Actitud a la Ramones, algunas canciones de pop-garajero frenético e influencias de The Strokes son sus señas de identidad. Una pena que la tormenta solo les dejara tocar un par de canciones porque a pesar de todo tienen potencial de donde sacar provecho. Creo que iban por la cuarta canción, Wetsuit, y empezó a llover. Su concierto se detuvo y por momentos me temí lo peor porque no solo ellos dejaron de tocar, es que los siguientes artistas programados tampoco salieron a sus respectivos escenarios. El que peor lo tuvo fue Mark Lannegan que suspendió su concierto. No hubo nadie tocando en el festival entero durante una hora. Solo en la carpa Vodafone Yu salieron a tocar Fuel Fandango ganándose la simpatía de un público que aguantó estoicamente el chaparrón.

Un poco tarde, pero Klaxons finalmente salieron a tocar. Klaxons son unos defensores de la cultura rave de los 90 y se han convertido en uno de los nombres importantes de la escena global de la música electrónica de baile. Cuando estos chicos aparecieron en el 2006 a todo el mundo su música les cogió por sorpresa. No sabían como etiquetarlos porque no encajaban bien en el indie-rock, pero tampoco en la música electrónica. Una nueva etiqueta se creo exclusivamente para ellos, el nu rave. No vi a la actriz Kiera Nightley entre el público, para quien no lo sepa la protagonista de los films Piratas del Caribe o Anna Karenina es la mujer del cantante, pero lo que si que vi fue a un público entregado al baile desenfrenado con canciones como Golden skans, Magick, Twins flames y dos piezas que no habían tocado antes en directo.

La banda americana de rock, Kings of Leon, compuesta por distintos miembros de la familia Followil subieron al escenario principal con la responsabilidad de ser cabezas de cartel de una segunda jornada del festival pasada por agua. Ganadores en el 2010 de un Grammy por su sencillo Use Somebody, ésta familia de músicos lleva tocando desde finales de 1999. Con cinco álbumes de estudio esperan publicar nuevo trabajo este mismo año. Las lenguas más viperinas les catalogan como Rock and Roll americano de raíces sureñas para agradar a grandes masas en grandes estadios. ¿Kings of Leon es un rock sin emocionalidad y sin autenticidad alguna? Puede ser, no lo sé, pero esto no quita que se haya que reconocer que la producción y arreglos de su música sea precisa y perfecta y suenen en directo muy bien. Sin embargo, me parecieron un poco “light” y desganados. No obstante, llegado el turno de canciones como Back down south, Pyro, y sus hits Use somebody y Sex on fire parecía que despertaban y la gente respondía.

El vintage (y a veces xenófobo en sus manifestaciones) de John Lydon, icono musical y miembro de uno de los grupos que guste o no guste han pasado a la historia del rock, The Sex Pistols, recaló en el BBK Live liderando a Public Image Ltd que fue fundado en 1978 tras la disolución del mítico grupo. Líneas de bajos solidas y guitarras punzantes, éste grupo se muestran inclasificables para la crítica porque juegan con sus propias reglas y las reglas del viejo Lydon son un poco anárquicas. Para algunos PIL es música de autor o música-arte y para otros una simple mierda. A mi me interesaba la idea de ver a este clásico viviente, y por eso me acerqué, y lo que me encontré fue verdadera música post-punk algo que muchos intentan imitar, pero que no pueden.

[Fotos: Last Tour]

Acerca del autor

Aníbal Monasterio Astobiza es licenciado en Filosofía por la Universidad de Deusto (2003), Máster en Psicología Social por la Universidad del País Vasco (2010) y Doctor en Ciencias Cognitivas y Humanidades por la Universidad del País Vasco. Le gustan los huevos fritos y las patatas fritas.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA