Buddy Miller and Jim Lauderdale “Buddy & Jim”

Portada

Con un título tan de andar por casa como este (Buddy & Jim) es lógico intuir que los dos cincuentones se conocían bastante antes de grabar este último trabajo, y también que neófito no es un adjetivo que defina a ninguno de los dos. Ambos dentro de la escena de Nashville, Jim Lauderdale ha estado muy interesado por el bluegrass y el country (y así lo han demostrado sus álbumes en solitario), mientras que el marido de Julie Miller ha publicado varios discos esenciales y dulces con su mujer, algunos en solitario, y ha sido músico de figuras tan conocidas e importantes de la música americana de raíces como Emmylou Harris, Dolly Parton, Robert Plant (Led Zeppelin) Steve Earle o John Fogerty (Creedence Clearwater Revival). Casi nada.

De esta unión han surgido los once temas que conforman el disco, en los que compone Lauderdale y los dos cantan con sorprendente (por perfecto) empaste de las voces. Versionan dos canciones tradicionales: `Lonely One In This Town´ y la blues rockera `The Train That Carried My Gal From Town´, que evoca sin duda a la carretera, aún sin conocer la letra. Los temas lentos que nos entrega el dúo son `Forever And A Day´ y las preciosas `It Hurts Me´ y `That´s Not Even Why I Love You´, las tres con aires country a través, sobre todo, de slides sobrevolando nuestras cabezas. `South In New Orleans´ es animada, la que abre el disco (con el curioso título `Lost My Job Of Lovin You´) es lo más rockero del conjunto, y `Vampire Girl´ es bastante tarantiniana.

Es un disco que merece la pena desde el segundo 1 y hasta que se vuelve a hacer el silencio total (si lo tienes en vinilo, hasta el final de la cara 2 claro), y que en cada escucha va sumando puntos para permanecer en esa colección de discos de los que nunca te vas a desprender, y que desde luego jamás vas a olvidar. Un álbum al que recurrir cada cierto tiempo, con aires country, folk y blues rock, y con mucho, muchísimo sentimiento y autenticidad. Olvidé mencionar la versión que se marcan del amante Joe Tex (clásico de 1965), `I Want To Do Everything For You´, que insufla aún más fuerza a todo ello. Si tuviera que definir el disco en 5 palabras sería algo así: El perfecto tornado de amor.


En: Críticas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA