Black Mountain + The Backhomes @Kafe Antzokia

Portada

SONY DSC

El dúo de música rock psicodélica The Backhomes -formado por Kees Dekker y Aimée van Drimmelen en la ciudad de Montreal- acompañan a Black Mountain- también rock psicodélico y de Canadá formado por Stephen McBean, Amber Webber, Matt Camirand, Jeremy Schmidt y Joshua Wells- en su tour por distintas ciudades del estado. En Bilbao tuvimos a ambas bandas este pasado sábado día 2 de abril en el Kafe Antzokia.

Black Mountain con cuatro álbumes de estudio, el primero del 2005 (homónimo) y el último del pasado día 1 de abril (IV, Jagjaguwar 2016), ha transitado el lado oscuro del rock: rock stoner con influencias clásicas del rock, VU, Led Zeppelin, Black Sabbath etc; hasta la luminosidad del pop psicodélico.

SONY DSC

6 años desde su último trabajo, aunque hicieron la banda sonora en el 2012 para una película apocalíptica de surf “Year Zero”, es mucho tiempo para un grupo que cuenta con un vasto “fandom”.

La estética musical de Black Mountain confirma el cliché de composiciones etéreas (espaciales) de 10 minutos interminables, largos riffs guitarreros en forma de “jams”, teclados hammond o moog de sonido sintético metalizado retro-futurista y una nube de humo cannábico ambientándolo todo. Pura psicodelia años 60 y 70.

Canciones como “Old Fangs” de su álbum Wildernes Heart (Jagjaguwar, 2010), directamente te llevan al cliché.

Pero son una banda con valor añadido que no caen en el mero retro-revivalismo nostálgico. Superan los estereotipos con la voz de Amber (a veces confrontada a dúo con la de Stephen) y un sonido extremadamente compacto. Que por cierto, esta característica se puede deber a que parecen verdaderos amigos. De los pocos grupos internacionales con reconocimiento que tras el bolo no se fueron directamente al hotel, sino que se quedaron confundidos entre el público  tomando cervezas. La amistad y la complicidad se refleja en su música.

SONY DSC

Electrifican de Rock´n Roll todo club, festival o sala de conciertos que pisan y ponen en movimiento “boogie-woogie” las caderas del respetable. En su último trabajo son más místicos y trascendentes con toques épicos y hasta góticos por los coros y la voz mesiánica de Amber. Como ellos se definen: rock´n roll espacial.

The Bakhomes por su parte tienen un sonido psicodélico más afectivo y emocional. Sus directos tienen un fuerte componente visual ya que están acompañados de animaciones con imágenes que atrapan tu atención fuertemente, tal y como pudimos comprobar los presentes en el Kafe Antzokia.

Resonancias acústicas y visuales, caracterizaron la velada. La nueva reinterpretación cultural de la psicodelia por su potencial relevancia en nuestros días es más abstracta en la medida en que la simbología hippie, beatnik… se ha desvanecido y los grandes referentes originales (Jefferson Airplane, Grateful Dead…) han ido falleciendo. Pero esta reinterpretación cultural tiene una función terapéutica: imaginemos por un momento que la revolución triunfó. La música crea esa ilusión.

Hay una frase que ha pasado al acervo cultural de la música popular contemporánea que dice: “Los 60 no han muerto, se han marchado a Vermont”. Vermont es uno de los estados de los EE.UU de América que está a un tiro de piedra de Canada y allí en 1994 y 1995 The Grateful Dead dio varios conciertos apoteósicos. Vermont desde entonces se ha quedado atrapada en el día de la marmota sesentera. Es muy probable que los chicos de The Backhomes y Black Mountain estuvieran allí porque les pilló en su juventud y esto explicaría su música.

SONY DSC

Black Mountain vino a presentar su nuevo disco (IV, Jagjaguwar 2016) publicado el día anterior. Un disco oscuro, místico, pero también con toques soul y heavy envuelto por una fórmula y atmósfera psicodélica con sintetizadores sonido espacial, progresivo y percusiones de peregrinación.

El Antzokia lleno, público de una media de edad alta de “oídos escuchados”, sin imposturas. Actuación breve de The Backhomes. Algunas canciones que interpretaron fueron “You gotta move”, “That´s all”…

Minutos más tarde Black Mountain a escena. Abrieron con la primera pista de audio del nuevo álbum IV “Mothers of the Sun”. La recepción fue buena. Le siguió “Florian saucer attack” también del último álbum con vídeo oficial surrealista y lisérgico. “Stormy high” primera pista de audio de su álbum In the Future (Jagjaguwar, 2008), “Druganaut” de su primer disco homónimo, “Cemetery breeding” otra nueva canción del álbum IV.  Tyrants” del disco In the Future (Jagjaguwar, 2008) y pasado el ecuador “Old fangs” de su disco Wildernes Heart (Jagjaguwar, 2010). Historia clásica del rock.

Receso y los bises de rigor “(Over and over) the chain” de IV, (Jagjaguwar 2016) y “Don´t run our hearts around” de Black Mountain (Jagjaguwar, 2005). Una noche de rock´n roll como mandan los cánones.

SONY DSC

En: Crónicas

Acerca del autor

Aníbal Monasterio Astobiza es licenciado en Filosofía por la Universidad de Deusto (2003), Máster en Psicología Social por la Universidad del País Vasco (2010) y Doctor en Ciencias Cognitivas y Humanidades por la Universidad del País Vasco. Le gustan los huevos fritos y las patatas fritas.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA