Black Lips “Underneath the rainbow” (2014)

Portada

Y cuál es, se preguntan muchos, el gran secreto de Black Lips? Normalmente emplean los tres acordes de siempre pero logran sonar interesantes, peligrosos e incluso adictivos, mostrando diferentes caras en cada nuevo álbum pero con un sonido característico que los hace reconocibles y queridos. No es eso lo que desea toda banda viviente?

De su inicial sonido de garage punk ruidista queda muy poco, ya que con los años ese sonido se ha ido perfilando, que no reblandeciendo, en pro de lograr el sonido de garage rock definitivo; para llegar a ser la banda que siempre soñaron. Y la verdad es que parece que lo han logrado con el arranque beatlemaniaco de Drive by buddy, acompañado de temas melódicos como Smiling, Funny (perfecta para una pista de baile underground) o el eterno himno adolescente que es Waiting.

Los dos singles del disco (de momento) son la resultona Justice after all y la bluesy Boys in the wood (se nota que uno de los productores es  Patrick Carney, de Black Keys), mientras que lo más tóxico del conjunto recae sobre la psico-freak Do the vibrate. El resto de temas suenan con mucha melodía y a la vez como un puñetazo en la jeta; caso de la ansiosa Dorner Party o I don´t wanna go home, que al principio suena como unos Mudhoney sin distorsión para destaparse después como otro clásico de los Lips. Y si hablamos de clásicos no se puede dejar fuera Make you mine, una de las mejores melodías que han parido.

Y cuál es, entonces, el secreto del cuarteto de Atlanta? porqué son tan buenos con lo básico? pues porque son imaginativos, muy pasionales y añaden a las simples estructuras unos arreglos que logran que todo suene con mucho más brillo. Si a todo ello añadimos que los cuatro componentes del grupo cantan (y los coros son jodidamente originales), ahí tenemos el explosivo cocktail de diversión y ritmo que tanto hace falta en los tiempos que corren. Su anterior disco, Arabia Mountain (2011), era excelente y el actual está claro que ha alcanzado la cota sin dificultad alguna.

Recordad, el nuevo álbum de Black Lips (Underneath the rainbow, 2014) salió a la venta ayer, 18 de marzo,  y puede que el futuro del rock n roll esté en sus manos. No sería mala idea.

En: Críticas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA