Black Lips + Moon Shakers

Portada

Moonshakers_01

Kafe Antzokia, Bilbao  20/08/2014

Éste es de los pocos ejemplos de grupo de mi generación (desde el 2002 llevan publicando) que me encanta y que jamás había podido disfrutar en directo. No tan extraño teniendo en cuenta que  jamás habían pisado Bilbao y que ocasionalmente habían visitado la península. Anoche, pues, era la noche perfecta para llevar a cabo la necesaria redención que a gritos  pedía mi espíritu garagero.

Seguidísimas de los fuegos de Aste Nagusia salieron a escena las chicas que forman Moon Shakers (quinteto telonero local), y con la inicial y demoledora versión que se marcaron del A Hazy Shade Of Winter de Simon & Garfunkel pusieron las cartas sobre la mesa para quien no supiera de que iba a ir su música. Esa sí es forma de comenzar un show. Además , la parte restante de ese primer pase se basó sobre todo en un pop-rock desenfadado y con fuerza ( con ecos a The Who), adictivo y bailongo, y con coros que casi siempre elevaban la canción a alturas más que interesantes. Un problema importante fue el poco volumen de las voces (sobre todo de la vocalista principal Inge Isasi), más aún teniendo en cuenta que de capacidad vocal no es que anduviesen justas éstas bilbaínas. Recomendable seguirlas la pista para el futuro.

The_Black_Lips_02

Abriendo como lo hicieron los cuatro gamberros de Atlanta (con el tema sea of blasphemy) era lógico que desde el minuto uno se formara un pequeño pogo en las filas delanteras del Antzoki. Los dos siguientes disparos también fueron certeros, family tree y modern art, ambos con regusto garagero y auténtico espíritu fiestero. Es curioso que haya tanta discrepancia entre los fans de éste grupo, por un lado están los que adoran su primerizo ruidismo psico-punk y por el otro los que están en la onda de garage rock y power pop con  la que actualmente se les puede identificar. Y también estamos los que nos gustan esos dos mundos, porque además no están ni siquiera demasiado alejados el uno del otro. Lo que es seguro es que todos coinciden en algo: Let it bloom (2005) fue un gran disco. Gusta a todos los fans de los Lips. Quizás por eso tocaron más bien pronto el pausado y coreable himno Dirty hands, precedida ésta por una gema del rock de garage: not a problem, que sonó enorme.

Ya que venían a presentar su nuevo lanzamiento, Underneath the rainbow (2014), ofrecieron muestra de lo que en éste podemos encontrar; la beatlemaníaca drive by buddy, el blues rock (más rock que blues) boys in the wood o la melódica justice after all, entonada por el batería Joe Bradley. Y ese es precisamente uno de los puntos fuertes del cuarteto: todos cantan, a veces con coros y a veces haciendo la voz solista, pero eso le da al show y a los discos una variedad de colores que hace mucho más placentero el viaje. Me sorprendió ver al guitarra solista tan saltarín cuando éste siempre había sido más bien tranquilo, pero es que no era Ian Saint Pé Brown (que no participa en ésta gira) sino Jack Hines, antiguo guitarrista que militó en la banda del 2002 al 2004. También les acompañó durante la primera mitad del show una chica al saxo, dando un aire stooge, en ocasiones muy Funhouse, que vestía ciertas canciones con ropas que encajaban perfectamente en el sonido del grupo.

The_Black_Lips

Entre el tema drugs y la versión (que ya tenían grabada) del hippie hippie hoorah de Jacques Dutronc, los miembros del grupo (y después el público como buenos receptores-emisores) comenzaron a lanzar rollos de papel higiénico por todo el local, como la perfecta gamberrada de fin de fiesta. Musicalmente dieron el callo totalmente y se quedaron con el público, se los metieron en el bolsillo con cada nueva tonada. Los vasos seguían destrozándose en las escaleras del escenario al ritmo de rotundos himnos como o katrina o go out and get it mientras gran parte de la gente cantaba y bailaba. Una auténtica fiesta sonora y visual (el escenario invadido por rollos y rollos de papel) que cerró chiringuito con Bad Kids ,otro super hit de los chavales, y que después reabrió tras el caluroso aplauso y consecuentes silbidos  del respetable. En el bis sorprendió escuchar la suprema time of the scab seguida de bow down and die, canción incluida en el álbum del supergrupo The almigthy defenders, banda formada por miembros de The king khan & BBQ show y de los propios Black Lips.

Y fin de fiesta o comienzo para los Black Lips, que prometieron festejar después del concierto, y con lo que les va la marcha no es nada difícil de creer. Espero que hayan disfrutado de aste nagusi tanto como ellos nos lo hicieron pasar anoche. Y ya está, espinita quitada, redención cumplida. (Fotos: Marta Bravo)

The_Black_Lips_03

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA