Bilbao BBK Live 2012 – Jueves 12

Portada

Arrancó la séptima edición del Bilbao BBK Live, y todo parece presagiar un gran festival.  Fundamentalmente, por una sola cosa: hay buena música. Pero también porque los horarios del programa que contempla más de 60 bandas a repartirse tres escenarios, y una carpa, han sido confeccionados de tal forma que los cruces de las bandas más atractivas son casi inexistentes.

El día previo a la jornada inaugural del festival en la explanada del museo Guggenheim todos los aficionados al rock and roll disfrutaron de Bob Dylan y su banda que abrieron el fin de semana de mayor concentración de música rock de Bilbao.

Hay novedades significativas para esta edición del Bilbao BBK Live. Un escenario más, tres en total, y por tanto, mayor espacio. De acuerdo a las expectativas de la dirección del festival se espera superar la cifra de asistentes para este año, llegando a alcanzar muy posiblemente un numero de más 100.000 personas  amantes de la música rock.

Para el primer día de festival, un clásico.

Hablar de The Cure es hablar de uno de los “frontman” más reconocibles e icónicos de la música popular contemporánea, Robert Smith,  hablar de la imagen blanquecina de los fans de la subcultura gótica, y de una de las bandas de los 80 del siglo XX más melancólicas y oscuras.

The Cure han vuelto para dar más que hablar. Están tocando en más de un festival sin presentar, ni promocionar, nuevo trabajo, y ahora le ha tocado al Bilbao BBK Live tenerlos en su escenario 1 como cabeza de cartel del estreno del festival, jueves, día 12.

Pintalabios, pelo cardado, maquillaje fúnebre, la historia de The Cure es un transito entre canciones melancólicas de ultratumba, hasta estructuras pop bien construidas que agradan a una mayor audiencia mainstream.

El grupo ha tenido distintos miembros a lo largo de estas tres décadas de carrera profesional. Muchos de sus ex-miembros han contribuido significativamente a la obra creativa de la banda, pero invariablemente a The Cure se le puede identificar exclusivamente con Robert Smith.

Lamento, depresión, angustia, tristeza, con riffs de guitarra marcados, caracterizan la letra y la música de un grupo que ha influenciado a bandas tan dispares como Interpol, The Rapture, Deftones, My Chemical Romance etc.   y además, dando lugar a nuevas formas de descripción estilística como el emo-rock.

Si algo se le puede reconocer a The Cure es que ha colocado a la vulnerabilidad en el lugar que le corresponde en el arte y estética de la música popular contemporánea. Hasta que llego The Cure las bandas no expresaban sus miedos, su afectividad y sentimientos de una forma tan trasparente y sincera.

The Cure nos habla de que los niños también lloran, de símbolos románticos como las arañas y ángeles, y sobre todo del amor herido y enfermizo.

Allí en en el escenario 1 de Kobetamendi se congregaron para escuchar a The Cure desde gente que fue adolescente en los 70 hasta gente que vió en 1998 el episodio de South Park donde Robert Smith apareció animado.

Tardaron entre 30 y 45 minutos en salir al escenario avisándonos por megafonía un técnico o responsable de la organización que tuvieramos paciencia. Al rato salió Robert Smith cogió una guitarra acústica y empezó a tocar “Three Imaginary Boys”, y “Boys Don´t Cry”, y lo arregló. Luego salió el resto y The Cure empezaron a tocar. Verdad, tocaron 3 horas sublimes.

Snow Patrol que tocaron en el mismo escenario una hora antes son una banda de pop-rock oriunda de Escocia (más concretamente de Dundee) que se formó en el año 1994. Tienen 6 discos de estudio, el último del año 2011, si no tenemos en cuenta que salió para el mercado norteamericano a principios del 2012.

Baladas y canciones de medio tempo son lo que definen Fallen Empires, su último trabajo, y podríamos decir también que es el sello característico de los escoceses, aunque a veces suenen electrificantes, porque esto es lo que su masa crítica espera oír de ellos.

De una parte para aquí, desde que soy colaborador de StereoZona, he tenido que trastear, indagar etc. para estar un poco al tanto, del mundo de la reseña y crítica musical amateur. Te puedo contar que por ahí fuera hay gente bastante sesuda, disciplinada, seria y muy profesional haciendo análisis cultural de calidad de la música popular contemporánea. Pero de todas las reseñas o criticas que han podido parar en mis manos para leer, no ha habida otra más impactante, rotunda, pero despiadada, que la de un tal Charlie Craine cuando dijo  las canciones de Snow Patrol son “perfectas para los consultas de doctores de todo el mundo

Si alguien me ha seguido en mi andadura como cronista musical habrá notado que no he tenido un tono cínico, irónico, ni mucho menos “crítico”, con el trabajo artístico de ningún músico sea consagrado o emergente. Esto es así porque una vez tengas talento para combinar sonidos, es decir, ser capaz de hacer música, es muy difícil, hasta que no tengamos un conocimiento muy profundo de las operaciones de nuestra mente/cerebro, determinar que leyes estéticas rigen  los juicios de bello u horrible en el arte musical, y por ende, no hay más que aplaudir a quien se atreva a encontrarlas haciendo música.

Snow Patrol sonaron bien e hicieron su trabajo competentemente.

Por casualidad de vez en cuando te encuentras con pequeñas sorpresas musicales que se convierten en verdaderos descubrimientos . Esto me paso a mi con The Maccabees en el año 2010.

Esta banda tiene tan solo tres álbumes editados y una corta existencia, se formaron en el 2004, pero para que te hagas una idea tienen la canción de amor indie más elocuente de la primera década del siglo XXI: First Love. No son nuevos en el cartel del Bilbao BBK Live. El año pasado recalaron en Kobetamendi tras haber estado acompañando a Editors en su gira española.

El año pasado estuvieron programados a primera hora de la tarde, pero eso no impidió que hubiera mucha gente pese hacer un sol de justicia. Esta vez vuelven a ser programados, unas horas más tarde, con un nombre ya hecho, y tras haber pasado durante todo este año por los festivales más importantes para presentar Given to the Wild (2012) su hasta ahora último trabajo.

El principal activo de The Maccabees es su talento y progresión ilimitada. Un pop barroco y complejo de emociones sutiles, y bien perfiladas, con guitarras cuajadas en perfectas percusiones. Given to The Wild es su mejor álbum hasta la fecha aunque webs musicales todopoderosas como Pitchfork lo hayan tachado de insípido. Difícil de digerir en su primera escucha, luego, una vez se haya asimilado, es casi imposible dejar de escucharlo, y por supuesto, en directo son realmente asombrosos.

Bloc Party tocaron puntuales pese al gran retraso de The Cure.

El grupo se formó en 1998 en el este de Londres y ya tienen tres discos de estudio publicados. En el 2003 cambiaron su nombre de Union por el de Bloc Party, una expresión para referirse a un festival de barrio donde se contrata a un grupo para que toquen. Liderados por el guitarrista y solista Kele Okereke su corta pero intensa trayectoria musical transita el pop, rock indie, y como algunos lo han denominado, el dance-punk más enérgico con las canciones más intimas y sentimentales de su último disco titulado Intimacy, intimidad en castellano, donde Kele se abre, sincera, y habla de su ruptura con su novia acaecida en el 2007. Kele, paralelamente a Bloc Party, ha editado un disco en solitario cuyo titulo es The Boxer.

La estructura de las canciones de Bloc Party, independientemente de cuál sea y de  qué álbum de sus tres procedan, son una espiral hacia el innuendo lo que les hace ser un grupo perfecto para festivales de verano. Y sí, tocaron su nueva canción Octopus haciendo bailar a la gente. Su último trabajo no se conforma con las cotas a las que llegaron con sus dos primeros álbumes, y muestra electrónica y beats rápidos en sus composiciones.

En: Crónicas

Acerca del autor

Aníbal Monasterio Astobiza es licenciado en Filosofía por la Universidad de Deusto (2003), Máster en Psicología Social por la Universidad del País Vasco (2010) y Doctor en Ciencias Cognitivas y Humanidades por la Universidad del País Vasco. Le gustan los huevos fritos y las patatas fritas.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA