Bilbao BBK Live 2010

Portada

Redactor: Jon Bilbao

Foto: ionpositivo.com

Faith No more Bilbao BBK

Mike Patton (Faith No Nore)

Es algo extraño, pero el sábado fue el día que menos asistencia se contabilizó en el recinto: algo más de 20.000 personas andaban esperando a Manic Street Preachers o a Faith No More.

Empecé la tarde con el final del concierto de Los Campesinos! Y me alegré al saber que después le tocaba el turno al bueno de Jeff Tweedy. Sunken Treasure retumbaba en las campas de Mendizabala a eso de las siete y media de la tarde a pesar de que esté compuesta sólo de guitarra acústica, armónica y voz; una voz que ya deviene familiar. Me gustó disfrutar de un concierto de ese tipo en el festi, porque parece que lo único que tiene que haber en estos eventos son grupos y no solistas, y este tío lo llenaba todo con su cálida voz sin necesidad de más. Aparte, estaba muy bien acompañado por sus seis guitarras acústicas.

Nunca antes había estado en un concierto de The Soundtrack Of Our Lives pero presentía algo bueno. Al igual que Gomez, los suecos se entregan en directo a servir rock bien humeante con muchas dosis de psicodelia pop y de rock clásico.

El trío Feeder (con la ayuda de un teclista) defendió sobre el escenario sus canciones más movidas y el resultado fue satisfactorio. Versión del “Breed” de Nirvana incluída obviaron hits de la banda como “High” y “Seven Days In The Sun”.

Después llegaron platos fuertes, porque Manic Street Preachers mejoran en directo, y tocan tanto las poperas con las que todo el mundo les asocia (cayeron Tsunami, If You Tolerate This y A Design For Life) como los temas rockeros que inciaron con The Masses Against The Classes. James Dean Bradfield (Guitarra y voz) se ocupaba de la mayoría de los solos como un auténtico campeón.

A Faith No More solo le puse una pega, algo que ya opinaba antes de pensar siquiera en ir al festival. No está Jim Martin (el guitarrista melenudo original) y eso resta puntos, pero no son demasiados puntos porque han elegido a un buen sustituto desde que se reunieran el año pasado, que es el mismo que suplió la presencia de Martin cuando desertó éste de la banda a principios de los noventa. Precisamente por la reciente reunión comenzaron el concierto del sábado con la melosa Reunited del dúo de R &B Peaches & Herb y durante hora y media desgranaron material proveniente sobre todo de sus álbumes “The Real Thing”(1989) y “Angel Dust” (1992) con alguna que otra versión como la perla Easy del grupo setentero de Lionel Richie, The Commodores; molaba escuchar temazos rotundos de los Faith como Surprise, You´re Dead o la pegadiza Epic unidos a esos otros de R & B que tan bien les quedan. Y es que por si no estaba claro esta banda le da a muchos palos, son unos auténticos maestros de la cultura musical y absorben de todo. El locuelo de Mike Patton cantó estupendamente bien a la vez que le zarandeaban sobre el público e incluso se metió a la pasarela central y entonó un “Baby!” con uno de los seguratas. Ver para creer, pero que bien nos lo hicieron pasar Patton y compañía.

Para terminar bien la noche Jet hicieron que el público moviese bien el esqueleto con fornidos riffs y con temas como Cold Hard Bitch o la coreadísima Are You Gonna Be My Girl?. La sensación de haber presenciado un bolo de Faith No More superaba ese día lo que Jet pudiera darnos, pero aún así fue un correcto final de fiesta.

En total fueron más de 76.000 las almas pendientes de buena música que subieron a Kobetas a disfrutar del jolgorio que trae consigo el rock n roll, y seguro que más de uno vio durante los tres días alguno de los conciertos de su vida.

En: Crónicas

Acerca del autor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA