Azkena Rock Festival 2011 (II)

Portada

 

Sobre las siete de la tarde bajamos a ver a los bilbaínos Atom Rhumba, que con muchos de sus ritmos bailables nos dejaron una certera sensación, la de estar ante unos clásicos contemporáneos; y es que más de diez años de publicar discos eclécticos tiene mérito, y eso se nota en sus bolos.

Cheap Trick en directo es una de esas vivencias que (antes de acudir) te preguntas si será como imaginabas, y en gran parte sí que lo fue, pero en algunos momentos me bajaron de las alturas de golpe. Me encontré en el parque de atracciones con la inicial Hello There y con la despedida Goodnight, ambos clásicos en repertorios míticos como el del directo At Budokande 1978, y también me fliparon Big Eyes, el tema That 70´s Show(de la serie del mismo nombre) y, cómo no, los clásicazos I Want You To Want Me
y la suprema Surrender
, que fue coreada con ganas por toda la audiencia. Pudieron haber recurrido a muchos otros logros del inicio de su carrera, pero en vez de eso soltaron algunas ochenteras (incluída la balada FM The Flame)
y estuvieron en todo momento enérgicos, con un Rick Nielsen totalmente en su salsa, repartiendo púas a diestro y siniestro.

Cheap Trick Azkena

Cheap Trick. Foto:Diario de un Pixel

A Bad Brains ya les tenía ganas desde hacía tiempo, y aunque estuvieron totalmente estáticos en movimientos, nos regalaron muchos de sus hits hardcore y algunos reggae de su repertorio clásico. Tocadas de forma bastante correcta, los negratas de Washington nos brindaron Pay To Cum,
Saillin´ On y el primer bis que presencié en el festi: I Against I, la perla punk del 86.

El trío de funk mutante Primus llegó, como era esperable, con un concierto cargado de temas instrumentales a cada cual más extraño. En el buen sentido de la palabra. A la mañana aún había algún colgado que no nos dejaba dormir en la tienda de campaña porque estaba cantando la frase My Name Is Mud a cada rato. Parece que a algunos se les quedó grabado a fuego.

Josh Homme y compañía calentaron al respetable, que esperaba una buena ración de Queens Of The Stone Age. La logramos, primero con el hit No One Knows al que acudieron en seguida, y después con temazos repetitivos como Feel The Good Hit Of Summer, en la que enumeran sus drogas preferidas. Se comieron a un público que, en gran medida, acudieron al festi por ellos y por Kyuss Lives!, y acto seguido nos retiramos a las calles de Vitoria.

The Avett Brothers Azkena

The Avett Brothers. Foto:Diario de un Pixel

El sábado tampoco pudimos quedarnos a ver a todos los grupos, pero empezamos el menú musical de una manera bien distinta a los otros dos días: con auténtico folk rock de la mano de Avett Brothers que a base de dúos y canciones enormes emocionaron con algunos de sus medios tiempos (I And Love And You)y a base de algunas más movidas como la pegadiza Kick Drum Heart.

Band Of Horses practican un folk rock diferente al de los Avett, más indie (por usar esa jodida palabra maldita) y para mi gusto menos clasicote. El abuelito Gregg Allman puede presumir de que (tal y como demostraba su último disco de versiones de blues) conserva su voz de antaño casi en su totalidad. Sonaron algunas clásicas de la primera época de los Allman Brothers como Don´t Keep Me Wonderin (que escogió para abrir), Midnight Rider o la clásica versión de Elmore James que tocaban los Allman en sus conciertos, la viajera One Way Out. Ésta última, como algunas otras, las tocó ralentizando un poco el ritmo, cosa que no sentó muy bien a unas canciones que ya las conocíamos en su cojonuda versión anterior.
Obviando ese detalle que (seguro) ayudó a Allman a poder dar un show redondo, disfrutamos de lo lindo del que (para mí) fue uno de los mejores finales de festival que jamás he tenido. El año que viene más. Sin duda.

Jon Bilbao

En: Crónicas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA