Algunos de mis álbumes favoritos del 2015, by Jonbil

Portada

Da la impresión de que un buen número de las personas que confeccionan su lista de favoritos del año lo hacen pensando, mayormente, en los discos que suenan experimentales y modernos, como si lo único que importase en la música fuera seguir encontrando nuevos estilos, nuevas etiquetas derivadas generalmente de la electrónica. Y a pesar de que a mí también me gusta (y mucho) que me sorprendan, cuando me pongo a éstos menesteres me dejo llevar únicamente por lo que el álbum me hace sentir y pensar, por la intensidad con la que su rayo musical penetra en mi ser, sea música ambient o un blues más añejo que el andar para delante.

Como ejemplo, la música de Julia Holter me ha sorprendido, la he disfrutado, me ha hecho arquear la ceja y la he llegado a valorar seguramente como uno de los grandes logros de éste año, pero aún así no entra en mi lista, como tampoco lo hace el nuevo de Tame Impala, que comparándolo con otros trabajos de “psicodelia” publicados éste año me parece que se queda en simple anécdota, un trabajo de pop bailongo con ciertos (muy dispersos) matices de esa otra música expansora. Escucho éste disco y veo el rayo, sí, pero a mí no me da.

En resumen, los discos que durante estos doce meses más he escuchado o más me han llegado son los siguientes, en orden alfabético:

COURTNEY BARNETT – SOMETIMES I SIT AND THINK AND SOMETIMES I JUST SIT

La australiana ya llamaba la atención con la publicación el pasado año del excelente doble e.p. a sea of split peas, y éste año vio la luz su primer lp, sometimes i sit and think and sometimes i just sit, publicado en marzo. Sonando siempre con una personalidad insobornable, algunas de sus influencias quedan visibles en éste último trabajo: el rock alternativo más exquisito (pienso en la velvet o Patti Smith), el grunge (pedestrian at best nos lleva directos a 1991) y el pop de cualidad expansora. Acaba de cumplir 28 años y lo que nos trae son curiosas historias de la vida cotidiana envueltas en variadas y atrayentes melodías. Si lo escuchas entero se volverá adictivo.

JJ GREY & MOFRO – OL GLORY

Para éste último disco JJ Grey y sus Mofro han contado con colaboraciones puntuales de los tremendos guitarristas Luther Dickinson (North Mississippi allstars) y Derek Trucks (hasta hace poco en The Allman Brothers Band) y han dado vida a doce canciones de su habitual swamp rock, repleto de r & b marchoso y también de balada gospel-soul. No ha sido tan bien valorado en general, comparándolo siempre con los logros de la banda en el pasado. A mí me ha llegado del todo, y por cosas como every minute o la estremecedora light a candle ya se merece subir a mi podio de la melodía.

GLEN HANSARD – DIDN´T HE RAMBLE

Lleva veinte años como músico profesional pero acaba de editar su segundo disco en solitario. Ya habíamos disfrutado de la música del irlandés con su banda The Frames, aprendimos a amarlo en la película musical “once” y nos deparó momentos sublimes con el dúo The Swell Season. El segundo álbum a su nombre es aún mejor que el debut; su folk de poso intimista sigue ahí, también su folk rabioso (aunque en éste disco menos, no grita tanto) y por momentos se sitúa en un lugar del camino poco habitual: el folk-soul, que con la incursión de vientos eleva las canciones bien alto, capitaneadas siempre por la sentida voz de su autor.

DAVID HOOPER WITH THE SILVERBACKS – IT´S MY TURN

Un disco con mucho soul, con canciones para bailar suelto y también a lo agarrado. Ecos del mejor Al Green y una banda de acompañamiento que suena de lujo. The Silverbacks andaban en busca de un soulman con carisma y tras varios intentos lo encontraron. El americano se había mudado a Murcia por amor y la oferta no tardó en llegarle desde Tucxone records, y así, con 60 años recién cumplidos vio también cumplido su gran sueño. Tras una vida sin dar con el lugar donde su excelso talento encajase parece que por fin lo ha encontrado. Ésto es pura soulful music.

LOS LOBOS – GATES OF GOLD

Los Lobos, una de las bandas más longevas que existen en el rock (les superan los zz top o Aerosmith por ejemplo) se han descolgado éste año con un excelente conjunto de canciones. Su rock chicano altamente disfrutable ha ido acompañado con su habitual ranchera (la tumba será el final), una cumbia (poquito para aqui) e incluso exploraciones de jazz-rock como la amplia when we were free. A mí me parece su mejor disco en muchos años y ya estoy soñando con poder verlos en directo descargando esa variada y potente música de raíz. Los Lobos nunca mueren.

LAURA MARLING – SHORT MOVIE

Hacía tiempo que por aquí éramos conscientes del enorme potencial de ésta inglesita, que sólo tiene 25 años pero que ya ha visto editados cinco discos largos. En Short movie volvemos a escuchar su destreza guitarrera y sus excelentes composiciones y el enamoramiento vuelve a surgir. Bueno, más bien nunca se fue. El uso de la guitarra eléctrica aquí es mayor (esa howl que se torna hipnótica) pero no abandona la acústica (i feel your love la vuelve a emparentar de algún modo a Joni Mitchell) y finalmente nos encontramos con 50 minutos de auténtica música del alma.

JD MCPHERSON – LET THE GOOD TIMES ROLL

Que éste disco tenga una portada fea y poco atrayente (aparece el hocico y las garras de un oso) no quita para que los sonidos de su interior hayan cautivado a más de uno. Éste es su segundo álbum, y en él aún nos topamos con melodías muy Little Richard como it´s all over but the shouting o head over heels, que sin alejarlo del todo de la etiqueta revival sí que dotan a la obra del de Oklahoma de mayor personalidad y profundidad. Ocurre también con la estremecedora balada  bridgebuilder, compuesta entre Mcpherson y Dan Auerbach (The Black Keys), que parece salida de finales de los cincuenta pero con una frescura inusual.

THE MINUS 5 – DUNGEON GOLDS

El majete Scott McCaughey debe de tener unos sesenta años y su energía aún parece inagotable, pues todas las bandas en las que participa siguen en plena forma. Por ejemplo, éste último trabajo de los Minus 5 ha sido compuesto al completo por McCaughey, que junto con su colega Peter Buck (ex R.E.M.) ha grabado pop del bueno (it´s beautiful here), rock resistente (the history you hate) o psicodelia (it´s magenta, man) y en conjunto les ha salido un álbum excelente. Sorprendente si tenemos en cuenta que The Minus 5 aparecieron hace ya veinte años y con la idea de que ésto fuese un grupo secundario con el que pasar un buen rato.

THE SHEEPDOGS – FUTURE NOSTALGIA

En octubre aparecía a la venta éste, el quinto trabajo en estudio de los canadienses The Sheepdogs, que probablemente sea lo mejor que han publicado desde el excelente Learn & burn de 2010. El single downtown, la misteriosa help us all (que introduce el solo de trompeta en el momento oportuno) o el marchoso boogie de back down son algunas de las cartas ganadoras de un disco de rock sureño bien estructurado y con muy pocos momentos para el descanso. En ésta ocasión han cuidado mucho los matices de sus canciones y han sincronizado sus guitarras para deleitarnos con esos dobles punteos que transportan, elevan , hacen soñar…

STRIKING MATCHES – NOTHING BUT THE SILENCE

Se trata del lp de debut del dúo de Nashville. Se conocieron hace 8 años cuando ambos eran estudiantes en la universidad y tras ensayar y hablar mucho sobre música se decidieron a publicar un e.p. de 5 temas, el pasado 2012. Ese mismo año T Bone Burnett escogió una de sus canciones para incluirla en su próxima coordinación musical: la serie titulada “Nashville”, producida por ABC studios. Y también fue el propio T- Bone el que produjo éstas once nuevas composiciones que caminan entre el country, el blues y el rock y que enfatizan el talento de Justin David y Sarah Zimmermann. Muy extraño es que casi no se haya oído hablar de éste disco de debut porque es un diamante en bruto.

RICHARD THOMPSON – STILL

Éste no es uno de esos casos en los que se comenta eso de “la vuelta de un gigante” o “su mejor disco en diez años”, porque Richard Thompson jamás se fue y, sin ir más lejos, su anterior trabajo de temas nuevos fue excelente; me refiero a electric de 2013. Porque su inspiración siempre ha estado ahí y sus manos siempre han respondido y han creado eso que llamamos folk rock, casi siempre acompañado por su guitarra eléctrica. Produce Jeff Tweedy (Wilco) y les salen canciones totalmente irresistibles como Patty don´t you put me down, Long John Silver o all buttoned up, que muchos locutores han añadido a sus recientes programas. Si es que… el que tuvo retuvo.. y en grandes cantidades además.

UNCLE ACID & THE DEADBITS – THE NIGHT CREEPER

Desde Cambridge regresa el cuarteto inglés con nuevo disco bajo el brazo. Es el cuarto ya y está repleto de riffs de stoner rock y de ritmos de metal pesado, en los que emparentan a Sabbath con Alice Cooper y Electric Wizzard. Ambientado todo el disco como una vieja película de terror, la narración cuenta la historia de una especie de Jack el destripador (The night creeper) que asesina a los yonkis que encuentra en su camino. Ritmos oscuros y headbanging asegurado.

RYLEY WALKER – PRIMROSE GREEN

Lo publicó a los 25 años, ahora tiene 26 y suponemos que estará perfilando ya su siguiente entrega, pero lo cierto es que éste artefacto nos dejó totalmente flipados.  Son diez temas de folk-jazz que beben de John Martyn, Nick Drake , Bert Jansch o Tim Buckley, es decir, de algunos de los mejores músicos de éstos estilos que llevaban colgada a la espalda una guitarra de palo. También hay sonidos que recuerdan al Van Morrison de finales de los sesenta, pero todas las composiciones tienen algo especial que las hacen únicas y muy probablemente resistentes al paso del tiempo. Las referencias en su música están bien claras, pero de ningún modo es éste un disco de corta-pega, no, se trata de un joven músico dando rienda suelta a su artesanía. Hay que escucharlo de principio a fin.

WATCH OUT – FUNKSTITUTION

Llevan veinte años juntos, han sufrido varios cambios de formación pero nunca se han dado por vencidos. Desde Madrid nos llega el segundo trabajo de éste colectivo, con grandes y buenas dosis de funk y mucha actitud negroide. Desde la soberbia apertura de i don´t know why pasando por deliciosas melodías como funky old socks la cosa está bien clara: “¡funkstitution no es un concepto, es una actitud!”. Prueba su poción natural de baile.

NICOLE WILLIS & THE SOUL INVESTIGATORS – HAPINESS IN EVERY STYLE

Es una artista que poco a poco ha ido ganándose el respeto y la atención que merece. Colaboraba en bandas desde los años 80 y comenzó a publicar discos durante los 90, pero no fue hasta que publicó su debut como Nicole Willis & The soul investigators cuando se la empezó a hacer caso de verdad. Eso fue hace una década y éste año aparecía el tercero, Hapiness in every style, de  cadencia soul y funk y con brillantes composiciones como la balada angel, el pistoletazo de salida (lleno de vientos) one in a million, y todo lo que le sigue, que en ningún momento baja del notable alto. Dale al play, sube el volúmen y déjate llevar a dónde te lleve.

 

*Éste ha sido un año con muchísimas novedades interesantes, por ese motivo incluyo aquí un pequeño listado de álbumes que no han entrado en mi listado de favoritos pero que recomiendo por muchos motivos. Son los nuevos trabajos de: Steve Earle, The Sonics, Duke Garwood, John Carpenter, Natalie Prass, The King Kahn & the bbq show, el E.P., de Violent Femmes, Leon Bridges, Ron Carter, Faith no more, Left lane cruister, Royal southern brotherhood, Willie Nelson & Merle Hggard, Dave Rawling machine, Alabama Shakes, Danny & the champions of the world, Pokey la farge, Rickie lee jones, The Libertines, The Oh Sees, Los Brazos y Gringo.

 

 

 

En: Críticas

Acerca del autor

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados (obligatorio)

AGENDA:: próximos eventos
AÑADE TUS EVENTOS A LA AGENDA